La cara de tu perro te cuenta lo que piensa

¿A veces no entiendes qué te está queriendo transmitir tu mejor amigo? Observa bien sus orejas, ojos y hocico y hallarás la respuesta. ¡Te explicamos!

Las orejas

Los gestos de su cara nos "hablarán"
Los gestos de su cara nos "hablarán"

Cuando los pabellones auditivos de nuestros perros se encuentran intactos, y ningún desalmado los ha cortado por estética, serán uno de los más importantes centros emisores de información, gracias a la extensa variedad de sus posturas.

Debemos tener muy presente que no es lo mismo interpretar los mensajes emitidos por las largas y colgantes orejas de un basset hound, que los de las pequeñas y plegadas orejas de un shar pei. En ambos casos serán más complicadas las interpretaciones que si los mensajes fueran emitidos por las elegantes, firmes y aristocráticas orejas de un pastor alemán.

La dirección a la que mueva sus orejas nos dirá lo que siente:

. Orejas erguidas y hacia delante: atención.

. Orejas caídas y hacia atrás: miedo, sumisión...

. Orejas erguidas y orientadas hacia atrás: sospecha, inquietud...

Los ojos

Quizás sean el centro emisor de información de más difícil interpretación... Bien es cierto que multitud de propietarios traducen a la perfección el estado de ánimo e incluso el estado sanitario de su perro gracias a sus ojos.

Lo más curioso es que el propietario del animal es capaz de descifrar lo que los globos oculares de su amigo comunican... pero ¿y el resto de seres humanos?

Para los que no somos propietarios del animal que tenemos delante es más difícil. Recordando a mi adorado shar pei Roko, estoy seguro de que si cualquiera de ustedes hubiera querido interpretar su estado de ánimo por su mirada, siempre dirían que estaba sumido en un profundo estado de tristeza.

Sin embargo, para un servidor, los ojos de mi amigo expresaban múltiples matices: interés, alegría, nerviosismo, tensión...

Los ojos son, sin duda, un excelente centro emisor de información-sensaciones pero principalmente lo serán para el dueño del animal.

Por lo anteriormente comentado, sólo haremos referencia a dos ejemplos, son los que nos proporcionan mensajes claros y sin valoraciones subjetivas:

. Mirada fija: atención, desafío. Puede ser un aviso previo a un ataque.

. Ojos entornados o desvío de la mirada: sumisión. El perro utiliza mucho este método para evitar una orden o una situación incómoda, también para evitar un ataque o demostrar la aceptación de la superioridad de un oponente.

El bostezo de nuestro amigo llega después de un momento de inquietud

Ante todo debemos tener claro que si el perro levanta los labios y enseña los dientes... ¡¡Malo!!

Una curiosa regla, en lo que se refiere al "muestreo de dientes", es que podemos estar seguros de que el ataque del animal estará más próximo cuanto mayor sea el número de dientes expuestos.

Y una pequeña curiosidad: el bostezo. Cuando nuestro querido amigo abre su boca adoptando una postura que parece imposible de retornar a la normalidad. ¿Qué está indicando? Por antropomórfica comparación diríamos que si el perro bosteza es que tiene hambre, que está aburrido, que tiene sueño, que alguien más ha bostezado cerca... ¡Pues no! El bostezo del perro no siempre indica lo mismo que en el hombre y de ahí la curiosidad. Cuando el perro bosteza nos está dando un claro mensaje: está estresado o inquieto. Mi perrete solía bostezar tras pasados unos minutos desde que sus humanos llegábamos a casa.

El retorno al hogar de cualquiera de los componentes de su manada le provoca una gran alegría, algo que manifiesta con compulsivos saltos, atronadores gemidos y lacerantes "mordisquitos" de bienvenida. Este ritual de salutación le provoca un claro y evidente "acelerón". Tras los primeros instantes de emoción, cuando el sofocón comienza a remitir, el animal buscaba un lugar tranquilo, depositaba sus posaderas en el suelo y emitía un largo y profundo bostezo.

Les sugiero que presten atención al próximo bostezo de su perro, seguro que se sorprenden.

CONTINÚA LEYENDO