Feromonas de los gatos, ¿cómo las sienten?

Los felinos obtienen mucha información de sus congéneres a través del olor. ¿Sabes qué hace que estos mensajes sean tan completos?

Un gato echado en la cama
Los gatos se comunican mediante las feromonas

¿Alguna vez has ido por la calle y te ha atrapado tanto la colonia de alguien que querías perseguirle? ¿Nunca has realizado juicios a priori cuando una persona huele muy bien? Ya sabes, pensamientos del estilo: “seguro que es muy limpia esta chica”, “que presumido es, cuánta colonia lleva”… Pues bien, eso es lo que ocurre con los gatos. A través de los olores y de unas cosillas que se llaman feromonas logran comunicarse entre ellos. Sigue leyendo porque te lo vamos a explicar más a fondo.

Las feromonas son unas sustancias que esparcen los gatos para “hablar” entre ellos. Esto lo tenemos claro. ¿Pero cómo actúan y qué hacen? Las feromonas son capaces de modificar algunos aspectos fisiológicos y conductuales del felino que las recibe y, además, pueden servir para determinar el territorio de un gato y actúan sobre su comportamiento sexual.

El término feromonas fue creado por Karlson y Luscher en 1959 a través de dos palabras griegas: "pherein" que significa "transportar" y "horman" que significa "excitación".

Las sustancias que más feromonas tienen son la orina, las heces, el flujo vaginal y la secreción de las glándulas de la cara. Los gatos no perciben las feromonas por el canal olfativo regular sino que lo hacen a través del organo vomeronasal. Lo que hace el peludo es levantar la cabeza, abrir un poco la boca y pararse durante unos segundos, que será el tiempo justo para que la información que retienen las feromonas sea comprendida y prácticamente palpables por el órgano vomeronasal. Este órgano, por cierto, se posiciona tras el arco incisivo. Así que si has visto a tu gato quieto ante una esquina con la boca medio abierta ya sabes lo que puede significar, está recolectando información.   

¿Nosotros podemos notar las feromonas de los gatos? No, los humanos somos incapaces de intuir estas sustancias químicas. El hombre puede oler la orina del gato macho y sus heces pero no tiene la capacidad de extraer la información que ambos contienen gracias a las feromonas. Por lo tanto, son una vía de comunicación única en la especie que la emite.

Gracias a los avances científicos y de la veterinaria hemos conseguido “envasar” esta hormona para utilizarla en el tratamiento y en la prevención de algunos problemas de comportamiento de los gatos. Esto es un gran avance para la comunidad veterinaria porque las feromonas reducen la ansiedad y el estrés en los felinos, por lo tanto, podemos controlar el marcaje en casa o los momentos en los que se excita en exceso mientras juega utilizando productos médicos que las contengan.

También las usaremos en su beneficio porque les ayudará a pasar el mal trago del viaje en transportines, largos trayectos en coche, estancias en residencias felinas o las visitas al veterinario. Así que la próxima vez que tu gato se vuelva histérico porque tiene que ir al médico acuérdate de que esta sustancia la puedes adquirir en tiendas especializadas en animales. Todo un descubrimiento la acción de las feromonas felinas.

Etiquetas: AnimalesAnsiedadCarácter gatosCuriosidades gatosDudas gatos

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS