¿Es mi perro feliz? Depende de mí

Nuestro animal tiene que adaptarse al entorno que le ofrecemos pero no es su ambiente natural, por eso es nuestra labor facilitarle el camino hacia la adaptación. ¡Repasamos las claves para el éxito!

Correr en el parque le hace muy feliz
Correr en el parque le hace muy feliz

Un perro será feliz en el entorno que sea si está rodeado de comprensión, cuidados y juegos, y todo esto dependerá de nosotros. Si no los tratamos como se merecen podrán padecer alteraciones psicológicas, es decir, tendrán problemas de comportamiento. Vamos a enumerar los aspectos a tener en cuenta para que esté más contento que unas castañuelas:

Familia perruna. El punto principal para escapar del desequilibrio comportamental es que el pequeño esté el tiempo suficiente con su madre y hermanos de camada (lo más conveniente es que sea entre treinta y cuarenta y cinco días tras el nacimiento).

Ser humano. Tiene que relacionarse lo antes posible con el hombre pues es la especie con la que más tiempo va a pasar a lo largo de su vida. Si retrasamos este contacto, también pueden aparecer problemas.

El entorno. Cuando nuestro pequeño se ha asentado en nuestro hogar, tendremos que ocuparnos de que conozca las circunstancias en las que vivimos: los vecinos, la calle, los ruidos de los coches, otros animales… Si no les presentamos su nuevo hábitat correctamente, acabarán teniendo miedos y actitudes extrañas por falta de conocimiento.

Ansiedad por separación. El hecho de estar muy apegado al dueño y que este pase mucho tiempo fuera de casa puede crear ansiedad por separación al animal. Es una de las patologías de conducta más comunes en la actualidad. Nuestro perro no sabe si volveremos o cuándo lo haremos y esto se convierte en estrés, una sensación que le lleva a comportarse de la peor manera: ladra, se orina, defeca en casa, rompe el mobiliario. Esto suele ocurrir entre los diez y los veinte minutos después de habernos marchado de casa. Después, el peludo se tranquiliza y no sigue su "labor destructiva".

Los perros de trabajo necesitan descanso y sentirse atendidos

Si el animal en cuestión es uno que desempeña una labor para la sociedad (perro de salvamento, perro policía, perro de terapia) podría sufrir estrés por no sentir que está cumpliendo las expectativas de su dueño o por ser sometido a grandes esfuerzos.
Estos perros necesitan una alimentación especial que cubra el gran gasto de energía que les provoca su estresante trabajo y también requieren control de su descanso y mucha atención para "evitar frustraciones".

La atención. Hay que regular el nivel de atención que le damos a nuestro perro. Se merece nuestros mimos y cuidados pero no podemos hiperprotegerle. Si le protegemos demasiado estaremos creando una gran dependencia y cuando, por algún motivo, él no pueda ser el protagonista de tu vida, sufrirá ansiedad. Este problema tienen nombre: hiperapego.

Después de las vacaciones. Cuando estamos de vacaciones tenemos mucho más tiempo para prestárselo a nuestro mejor amigo, además estamos más relajados y alegres con lo cual nos apetece más jugar con él. A la vuelta a la rutina nos enfrascamos en nuestras tareas y esos ratos de juego y mimos se hacen mucho más cortos y distanciados… La consecuencia es que nuestro pequeño peludo coge depresión. Intentemos hacerles caso cuando lleguemos a casa.

Razas. No es que haya razas más propensas a sufrir trastornos de comportamiento pero parece que los perros de razas pequeñas y aquellas que suelen tender a la dependencia de su humano suelen desarrollar problemas de conducta, si no les socializamos y educamos desde pequeños. 

El veterinario. Tendremos que acudir a la clínica veterinaria cuando observemos algún cambio de comportamiento para conocer si se trata de un síntoma patológico. Muchos animales expresan su dolor o sus molestias con una negativa a pasear o a jugar, se hacen sedentarios, gruñen o nos muerden cuando intentamos moverlos. Sería bueno descartar una enfermedad antes de poner al animal en manos de educadores o etólogos.

Etiquetas: Adiestramiento caninoEducación perro

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS