El etólogo, el primer escalón del adiestramiento canino

El etólogo es el profesional experto en el comportamiento de los animales, trabaja ayudando a las personas a mejorar la educación de sus mascotas. ¿Necesitas a uno?

El adiestramiento canino comienza con la valoración del etólogo
El adiestramiento canino comienza con la valoración del etólogo

Tu perro te saluda todos los días con un efusivo movimiento de rabo y trayéndote un juguete entre lloriqueos, es un amor en casa, pero cuando sale a la calle ladra a los desconocidos, se enfrenta a los perros que os cruzáis y no puedes soltarle porque no te hace caso cuando le llamas. Has probado a seguir las técnicas de adiestramiento canino en casa guiado por páginas web de educación animal o con los consejos que te ha dado un amigo pero no hay manera de que se comporte en la calle. Este es un caso claro de que necesitas poner un etólogo en tu vida.

¿Quién es el encargado del adiestramiento canino?

Existen dos figuras que trabajan en el campo del comportamiento canino:
• El adiestrador, que es quien marca pautas de educación y se responsabiliza de que tanto humano como can las sigan.
• El etólogo, que es el que identifica el problema de comportamiento y ordena un tratamiento, ya sea médico o de modificación de conducta.

Son profesiones diferentes pero ambos se complementan.

Vamos a poner un ejemplo para visualizar mejor cómo trabajan en consonancia: un yorkshire se muestra agresivo con la gente que le rodea, lo primero que debemos hacer es llevarle al etólogo para que averigüe cuál es la causa de ese comportamiento indeseado y nos dé un veredicto y el tratamiento a seguir. Seguramente parte de ese tratamiento será que visitemos a un adiestrador/educador para modificar la manera de actuar de nuestro amigo peludo.

El adiestramiento canino se aprende en cursos y no en el parque

Para realizar esta labor no vale cualquier persona que sepa algo de comportamiento canino, los etólogos suelen ser o veterinarios o educadores que han recibido formación sobre la educación, en la carrera o en cursos especializados. 

En los últimos años han conseguido que los propietarios de animales de compañía valoren en mayor medida su trabajo, pues estamos más concienciados en la integración de nuestras mascotas en la sociedad. Vamos reconociendo el mérito y utilidad de los “psicólogos” de nuestros peludos.

Aún queda mucho camino por recorrer para que los profesionales que trabajan con la psique de los animales estén plenamente reconocidos pero cada vez encontramos a más etólogos experimentados que pueden ayudarnos con las patologías de conducta. Si necesitas uno, consulta con tu veterianrio.

Etiquetas: Adiestramiento caninoEducación perro

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS