El comportamiento de las aves, ¿cómo es la tuya?

Es imprescindible conocer el comportamiento único de cada especie de ave cuando vivimos con ella porque en esa información residirá el éxito de la convivencia. ¡Conoce a tu amigo!

Los periquitos son tremendamente sociales
Los periquitos son tremendamente sociales

En demasiadas ocasiones pensamos que con tener una jaula limpia, alimento, bebida suficiente y poco más un ave estará en perfectas condiciones.
¿Nos hemos planteado si esa especie en concreto vive mejor sola, en pareja o en grupo? ¿Nos hemos informado si además de la jaula nuestro nuevo amigo necesita algún tipo de nido o zona donde resguardarse? ¿Tenemos claro si le gusta o puede vivir en esa maravillosa pajarera que le hemos construido en el centro de nuestro jardín del chalet adosado? ¿Vivirá feliz en esas condiciones?

El ser humano tiene la mala costumbre de valorar en mayor o menor medida a los animales dependiendo de extraños criterios: tamaño del animal, precio, estado mental transitorio del propietario, es decir, lo que le apetece más en ese momento… 

Un animal, sea del tamaño que sea, requiere de todo nuestro respeto, interés y dedicación. Desde el más diminuto de los plumados al de más espectacular tamaño son seres vivos y cada uno de ellos, cada especie, tiene unas necesidades concretas y una manera de comportarse única (adherida a su subespecie pero también al propio animal y a las vivencias que ha experimentado hasta la fecha). 

El no informarnos, el no conocer las necesidades fisiológicas y comportamentales de las aves que habitarán nuestro hogar es algo más que un imperdonable error, es una total falta de respeto por la vida.

Las cacatúas y los loros tienen una gran capacidad de imitación

Para darnos una idea de los distintos comportamientos de aves que pertenecen a un mismo orden, en este caso las psitácidas, veamos los especiales comportamientos de distintos integrantes:

Periquitos: quizás sean una de las aves más infravaloradas. Tienen aptitudes para la imitación, son fáciles de “educar” y tremendamente sociables si les dedicamos el tiempo que necesitan.

Agapornis: muy agresivos con otras especies y pueden llegar a comportarse de forma muy violenta con sus congéneres y con nosotros si no están acostumbrados a los humanos y/o no se les educa correctamente.

Ninfas: las ninfas son aves muy, muy dóciles y educables. También disponen de capacidad de imitación.

Guacamayos: bellísimos, de gran tamaño... De carácter destructivo y de gran inteligencia, por lo que, como ya sabemos, exige de gran cantidad de tiempo y dedicación por parte de los propietarios.

Yaco: uno de los loros más inteligentes y con gran capacidad de imitación. Tienen cierta tendencia a padecer problemas de comportamiento (picaje, fobias...).

Loro Amazonas: gran capacidad de imitación y muy inteligente.

Cacatúas: muy inteligentes, con bastante capacidad de imitación. Son muy destructivas y con gran tendencia a la fuga. Dependen en gran medida de los propietarios a los que les pueden acabar uniendo un apego casi “enfermizo” (problema de comportamiento).

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS