¿Cómo percibe el mundo nuestro gato?

Nuestro gato se relaciona con su entorno a través de sus cinco sentidos. Hoy vamos a detenernos en cada uno de ellos para alucinar con la manera en que los utiliza. ¡Son superiores!

Un gato atento a qué está ocurriendo
El gato desarrolla la vista a las semanas de vida

¿Sabías que cuando nacen son sordos y ciegos? Parece mentira que después de unos días comiencen a desarrollar sus sentidos hasta tal punto que son capaces de sentirnos sin haber abierto aún la puerta de casa o que tengan esa precisión para los saltos. La vista, el oído, el tacto, el olfato y el gusto son las grandes armas de supervivencia de este aventurero. Si conoces su carácter te explicamos sus sentidos.

De mirada nocturna

Los gatitos abren los ojos sobre los 10 días después de su nacimiento, aunque tiene que pasar más tiempo hasta enfocar totalmente, periodo que dependerá del gato en particular. Y, ¿cómo ven desde ese momento? Siempre se ha pensado que los gatos piensan que viven en una película clásica, porque ven la vida en blanco y negro pero esto no está científicamente probado. Sí se ha descubierto que los mininos tienen células fotoreceptoras que identifican los colores. Los gatos tienen una capacidad de visión parecida a la de los seres humanos. Mientras que otros animales domésticos ven peor que nosotros, los felinos tienen los ojos centrados en la cara (y no a los lados), poseen una visión binocular (perciben lo visto a través de los dos ojos a la vez), un aspecto que le permite calcular de manera precisa las distancias (algo que demuestra cuando salta).

Pero los felinos van más allá de nuestra vista, porque poseen una visión nocturna gracias a que sus bastones (células fotoreceptoras del ojo) le permiten ver de manera casi perfecta cuando no hay sol. Otra faceta diferente en los felinos es que tienen una pupila vertical, en contraposición a la nuestra, que es redonda. Esta forma va acompañada de un cierre de párpados en la misma dirección. La combinación de ambos produce que la entrada de luz sea muy leve, con lo cual es un filtro genial.

El oído de gato percibe sonidos en un radio de 5 grados

Los gatitos también nacen sordos pero al sexto día comienzan a oír, aquellos que pueden porque hay peludos que se quedan sin oír para siempre. Quienes tienen más posibilidades de permanecer sin audición toda su vida son los gatos blancos como los angora turco, aunque no ocurre en todos los casos pero sí en la mayoría. La leyenda dice que solo les pasa a los gatos blancos de ojos azules pero también puede tocarles a los de ojos naranjas o a los que tienen uno de cada. Esto pasa porque tienen un gen W que les hace blancos completamente pero también sordos. Si esto le ocurre a tu mascota, piensa que es posible que le ocurra a su descendencia. Los que no tienen este problema poseerán una audición mucho mejor a la del ser humano.

Ellos pueden escuchar sonidos de hasta 65 Khz, mientras que nuestro mayor logro es escuchar ruidos de entre 18 y 20 (el perro sobre los 40 Khz.). Además, puede escuchar dos ruidos distintos en un radio de 5 grados ya que el sonido les llega a un oído unas fracciones de segundo antes que al otro. Estos “superpoderes” le vienen dados por la orientación independiente de sus pabellones auriculares.

En el olfato también nos ganan con creces, ellos pueden percibir olores de los que nosotros ni nos enteraremos. Su mucosa olfativa es muy superior a la nuestra. No podemos hablar de este sentido sin mencionar al gusto porque los tienen muy unidos debido a la posición de la boca y la nariz. La lengua recibe un sabor a través de las papilas gustativas y lleva la información, entre otros, al lóbulo olfatorio del cerebro.

Para rematar los, de nuevo, superpoderes del gato tiene un órgano llamado de Jacobson u órgano vomeronasal detrás de los incisivos superiores que le otorga la facultad de saborear partículas gaseosas que normalmente se sienten con el olfato y no desde el gusto.

Gusto por lo salado

La lengua es la encargada de darle el sentido del gusto a nuestro felino, al igual que a nosotros. Más concretamente, son las papilas gustativas los receptores que sirven para distinguir los diversos estímulos gustativos y con ellos los sabores. Como hemos dicho, este sentido está muy relacionado con el olfato debido a la posición de los órganos nasales y bucales. No es un sentido que tenga demasiadas características a destacar, únicamente que los felinos no manifiestan demasiado interés por los sabores dulces.

Tacto por los bigotes

Llamamos bigotes a esos pelos duros y largos que los felinos tienen en los extremos de la nariz cerca del labio superior, su nombre técnico es vibrisas. Poseen terminaciones nerviosas y el gato tiene la capacidad de moverlos cuando quiere, suele hacerlo hacia delante para curiosear o cuando recibe una amenaza y hacia atrás como guía en la oscuridad o cuando está listo para atacar.

Estos no son los únicos pelos que le otorgan el sentido del tacto, podemos encontrar otros en la mejilla, el mentón, parte superior de los ojos, por dentro del pabellón auditivo y la zona trasera de las extremidades anteriores. Igualmente tiene muchos receptores del tacto en la propia nariz y en las almohadillas.

Etiquetas: Curiosidades gatosGatitos

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS