¿Cómo juegan los gatitos en sus primeras semanas de vida?

Los felinos desarrollan su capacidad de entretenerse a partir de la segunda semana de vida. Estas conductas son muy importantes porque ayudarán a evolucionar la coordinación muscular entre otras cosas, ¿cuáles son los juegos que eligen?

A los gatitos les encanta saltar en el juego

Todos los seres vivos jugamos cuando somos críos, la pena es que la mayoría deja de hacerlo cuando crece, pero eso es otra historia. Los gatitos juegan de una manera determinada en sus primeras semanas de vida. Vamos a descubrir cómo.

El juego es una conducta que sigue unos comportamientos específicos desarrollados por un individuo o grupo de ellos en los que los patrones establecidos no tienen por qué seguir un orden ni buscar un fin práctico.

Este entretenimiento será básico para el desarrollo cognitivo de nuestro pequeño peludo. Pero no solo le proporcionará esto sino que también le servirá para ejercitarse, mantendrá su buena salud y evitará ciertas patologías como la obesidad, algo bastante dado en los felinos que solo viven en interior.

Comenzando a juguetear

Los gatitos comienzan a jugar a las dos semanas de vida, cuando intentan tocar y golpear algunos objetos en movimiento. Este juego primario se desarrolla según lo va haciendo la coordinación de los músculos. Cuando el animal llega a su tercera semana pasará de golpear objetos con su patita a lanzar zarpazos y mordiscos a los otros animales y a los humanos que con él convivan.

En este juego social estarán involucrados dos o más felinos.

Los gatitos llevan a cabo una serie de movimientos concretos en las primeras semanas que tendrán relación con el juego y la coordinación muscular:

· Entre la segunda y la séptima semana saltan y brincan.

· En la quinta semana acechan, persiguen una “presa” y arquean el lomo.

· En la séptima semana pelean, escalan y se columpian sobre repisas y salientes.

 

Entre los juegos más populares están la persecución y el salto

Definiremos los primeros juegos como aquellos que realizan entre la segunda y la decimosexta semana. Están los siguientes:

· Panza arriba: en este tipo de juego, que hacen a partir de las tres semanas, el felino está apoyado en la espalda, con las patas hacia arriba y en movimiento. El enano estará enseñando los dientes. Es una conducta de juego que también llevan a cabo durante la reproducción.

· De pie: a partir de la tercera semana el minino estará de pie sobre sus extremidades posteriores, mientras que con las anteriores estiradas se prepara para dar manotazos.

· De lado: a las cinco semanas el felino enseña su cuerpo de lado, con un sencillo arqueamiento y la cola curvada hacia el animal con el que juega… El otro gato suele dar vueltas sobre el primero.

·  Lanzarse: el gato se agacha con las patas traseras bajo el cuerpo y la cola extendida a ras de suelo. El peso del animal en un primer momento es desplazado hacia delante y hacia atrás, con un balanceo hipnótico. Cuando el animal lo cree conveniente, saltará hacia su “oponente”, su víctima en el juego. Lo podremos disfrutar cuando el pequeño alcance su quinta semana de vida.

· Caza: es el entretenimiento social de persecución y huida. Llega sobre la quinta y sexta semana del animal y es uno de los juegos en los que los peludos pasarán más tiempo. Su juego preferido.

· Salto horizontal: se da más o menos a la semana de alcanzar la conducta de caza en el entretenimiento. El pequeño da saltos en horizontal, con posturas relacionadas a “de lado”.

· Face to face: un cara a cara parecido a los “serios” que nosotros echábamos de niños. En la séptima semana los dos gatitos se pondrán uno frente al otro, con el cuerpo inclinado hacia delante. De manera casi sincrónica llevan el movimiento de sus patas delanteras a la cara del contrario.

Carlos Rodríguez

Carlos Rodríguez

Soy veterinario, inquieto, músico adoptado y pintor sin lienzo.

CONTINÚA LEYENDO