Patrocinado

Cambios en el hogar y estrés en el gato

Un gato puede sufrir estrés con cambios que a nosotros nos parecen tan pequeños como introducir muebles nuevos en casa o incluso hacer una limpieza a fondo.

Los cambios suponen una pérdida de control y seguridad.

Los gatos son animales a los que no les gustan nada los cambios. Llegan a tal nivel que hasta una modificación en la disposición de los muebles en casa, la introducción de elementos nuevos en esta o incluso un bricolaje les puede causar estrés. No hablemos ya de una mudanza… Pero ¿a qué se debe este malestar? Vamos a adentrarnos en la forma de ser de estos singulares animales para entenderlos mejor.

Uno de los requisitos para que un gato esté feliz es poder controlar su entorno. ¿Y qué hace un gato para “decir” que controla un determinado espacio, objeto e incluso persona en el hogar? Efectivamente, se frota con lo que considera que es de su propiedad. Nosotros no lo vemos, pero con este gesto lo que el minino está haciendo es depositar sus feromonas o “mensajes de tranquilidad”.Si hacemos una limpieza a fondo de la casa, movemos los muebles de sitio, traemos unos nuevos o nos deshacemos de los antiguos, podemos estar eliminando esas marcas que le hacían sentirse tranquilo, que le hacían sentir que tenía el control. De ahí que las variaciones en el hogar, por pequeñas que nos parezcan a nosotros, pueden ser enormes para él y causarle estrés.

Si has hecho cambios en tu hogar, si personas que antes no iban a visitarte lo están haciendo ahora o incluso se han ido a vivir contigo y notas que tu gato parece desorientado, se esconde, araña cuando antes no lo hacía u orina fuera de la bandeja (marcaje), claramente está sufriendo estrés y debes tomar medida para que el asunto no vaya a más (ojo porque puede deprimirse).

Cómo ayudar a nuestro gato a sobrellevar los cambios

Para empezar, no nos enfadaremos ni regañaremos a nuestro peludo si ha marcado con orina o con arañazos determinados espacios de la casa, pues son las maneras que tiene de manifestarnos su malestar.

Para continuar, deberemos crear un horario nuevo para darle la comida, jugar con él, acariciarle (¡esto es válido durante todo el día!), cepillarle… con la idea de que sepa lo que va a suceder en cada momento y que su entorno y nuestro comportamiento sean de nuevo para él predecibles y seguros.

Por último, pero no menos importante, podemos ayudarle comunicándonos con él en su mismo idioma, es decir, con feromonas. Feliway® Classic es un difusor que libera una copia sintética de la feromona facial felina, para que nos entendamos, la misma que liberan los gatos de forma natural cuando frotan su cara con personas y objetos para marcar su zona de confort y que les hace sentir tranquilos y a gusto. Feliway® Classic facilita la adaptación de los gatos a la vida moderna y evita los signos de estrés previniendo situaciones como los marcajes (de orina y arañazos) o esconderse. Además, su efecto está probado científicamente y lo recomiendan los veterinarios.

Continúa leyendo