Adiestramiento canino. ¿Por qué es agresivo con algún miembro de la familia?

Los motivos por los que un animal es agresivo hacia uno de los miembros de la familia son que tiene miedo o por mostrarse competitivo. El adiestramiento canino tendrá que trabajar contra ambos para evitar conflictos.

Los perros se suelen poner agresivos con los hombres
Los perros se suelen poner agresivos con los hombres

Esta agresividad se muestra hacia uno de los miembros de la familia cuando se producen situaciones de competitividad con él. El adiestramiento canino tiene que trabajar duro contra este comportamiento.

¿Qué situaciones son las de mayor riesgo?

• Cuando obligamos al can a hacer algo que no le gusta. Véase bañarlo, llevarlo al veterinario, cortarle las uñas, bajarlo de la cama…
• Cuando le quitamos un objeto que tiene, porque sea algo nuestro que esté mordiendo o haya caído entre sus patas comida que no sea la suya.
• Cuando le molestamos mientras está durmiendo o haciendo cualquier cosa en la que no le apetece que estemos involucrados.

El miedo les vuelve agresivos

Tu perro no solo se mostrará agresivo ante un miembro de tu familia por cuestión de competitividad sino que también lo hará por miedo. Es una situación menos corriente pero puede confundirse con un carácter de dominancia. En este caso como en el anterior, puede mostrarse violento con uno o varios miembros de la familia. Con frecuencia los receptores de la agresividad son hombres.

Las situaciones en las que se mostrará agresivo por miedo son:
• Cuando alguien le castigue, sobre todo si es de forma física y sin control. El castigo puede ser consecuencia de un castigo físico por haberse mostrado dominante anterioremente.
• Cuando la persona que le da miedo le intente acariciar o tener contacto con él.

La diferencia notable con la agresividad por competitividad será que cuando ataca por miedo, adoptará la postura que ponen cuando están asustados: cola entre las patas, orejas agachadas, cuerpo hacia el suelo e incluso que se haga pis.

El adiestramiento canino necesitará de un trabajo individual por parte de un experto

El pensamiento popular de que este grave comportamiento se corrige imponiéndose al animal es completamente falso y contraproducente. Si intentamos someterlos físicamente y con violencia, lo único que conseguiremos es que el perro quiera respondernos de la misma manera y acabemos con un mordisco. Este es un problema que hay que tratar con la ayuda de un experto. El etólogo hará un estudio detallado de la situación y un educador deberá ponerse a trabajar con tu peludo. 



Etiquetas: Adiestramiento caninoEducación perro

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS