¿Cómo se adiestran los perros policía?

Su formación comienza al año de edad y lo primero que tienen que hacer es socializar correctamente. Más adelante se especializará en una tarea determinada.

El contenido íntegro de este programa lo puedes ver en +Cotas de Televisión Española.

Los perros policía son auténticos  héroes de cuatro patas que dedican buena parte de su vida, entre ocho y nueve años, a prestar servicio junto a los cuerpos de seguridad. Cuando empiezan a perder facultades, generalmente por la edad, son jubilados y pasan a vivir con el agente con el que trabajó o se les intenta buscar una familia de adopción. En este sentido, la ONG Héroes de 4 Patas se encarga de proporcionarles un buen hogar a través de la adopción.

¿Cualquier perro puede ser agente canino?

La respuesta es no. Para empezar, los agentes efectúan una serie de pruebas como primer contacto para comprobar si el peludo está dispuesto a trabajar y a obedecer órdenes. Además, no todas las razas pueden optar al puesto de perro policía ya que se buscan unas determinadas condiciones físicas y capacidad de concentración. Las más frecuentes en el Cuerpo de Policía son: el pastor alemán, el pastor belga y el labrador. También se emplean  bracos y perros de agua.

El adiestramiento

Los perros policía empiezan su formación aproximadamente al año de edad. En esta primera etapa lo más importante es que  socialicen correctamente. Hay que tener en cuenta que en su día a día, estos peludos van a tener que lidiar con ruidos, conflictos, tráfico, tumultos y otras situaciones agobiantes y si no son capaces de afrontarlas, no podrán ser perros policía pues podrían sufrir problemas psicológicos.

Si el perro efectivamente sube el escalón de la socialización, su cuidador identificará el objeto que empleará para recompensarle. Puede ser una pelota, un rodillo, un juguete determinado, comida… La idea es que el animal se tome su trabajo como un divertido juego en el que a final recibe una recompensa. Ellos no identifican el trabajo como tal sino como un divertimento.

En este punto, el agente buscará la especialización del perro: localización de explosivos, búsqueda de drogas, defensa y acompañamiento, rescate, detección de acelerantes del fuego (de cara a prevenir incendios), localización de personas ocultas, REHU (Búsqueda, localización y recuperación de cadáveres, restos humanos y fluidos biológicos) y búsqueda de billetes de curso legal. Se trabaja la obediencia tanto básica como la específica de cada campo.

Los perros se forman en centros de educación canina que disponen de espacios para entrenar tales como gimnasios, dormitorios y de simulación de situaciones de riesgo como zulos llenos de escombros. Además, cualquier agente de la Policía no es apto para entrenar a un can sino que tiene que superar un curso de dieciocho semanas así como formaciones periódicas. Después de obtener la cualificación necesaria, al agente se le adjudicará un perro policía.

Las técnicas que se emplean con los perros policía diferirán según sea su cometido. Por ejemplo, en el caso de la detección de drogas el animal podrá sentarse cuando encuentre la sustancia estupefaciente o bien ladrará y morderá el elemento encontrado.

No te pierdas el programa completo de +Cotas en Rtve A la Carta.

Mar Aguilar

Mar Aguilar

Soy redactora jefe web de Muy Mascotas y enamorada de los animales, especialmente de un golden retriever llamado Bruce y de un bosque Noruega de nombre Bombón. Me interesan los temas medioambientales y defiendo a capa y espada a los animales que no tienen voz. También me gusta levantar pesas, subirme a la bici (estática), hacer yoga, leer y lo que a todos: ir al cine, estar con los amigos y bla, bla, bla. Puedes contactar conmigo en maguilar@zinetmedia.es

Continúa leyendo