¿Tu perro no se acostumbra a las visitas? ¡Tenemos algunos consejos que te interesan!

Si tu perro se pone nervioso y no permite que nadie visite vuestra casa no te preocupes, te damos algunos consejos para solucionar el problema.

Para todos los dueños de un perro las visitas a casa suelen ser un punto de inflexión. Algunos canes se vuelven locos y empiezan a saltar tanto de felicidad que incluso resultan irritantes para los huéspedes, otros se asustan y ladran sin parar al extraño que entra e, incluso, algunos peludos tienen tanto miedo que se esconden y no salen hasta que el “intruso” se va. ¿Crees que estos comportamientos no tienen importancia? Te equivocas. Acostumbrar al perro a recibir visitas y a estar relajado es necesario para nosotros y también para su educación y equilibrio mental. ¡No permitas que tus amigos no quieran visitarte por un perro maleducado!

Todos conocemos alguna casa donde el perro tiene el mando y hace lo que quiere durante las visitas sin que nadie le corrija y también hemos visto cómo algunos dueños encierran a sus mascotas en otra habitación, creando un concierto de ladridos y lamentos. Ten claro que ninguna de estas acciones es la adecuada. Como responsables no podemos pasar por alto malos hábitos de nuestro perro pero tampoco podemos encerrarlo sin razón ninguna. El cometido de los dueños es educar en positivopremiar las buenas conductas y corregir las malas.

La educación de un can es algo que debemos empezar desde que es cachorro y en la que deben participar todas las personas que conviven en la casa. Si por el contrario nuestro perro ya es adulto, tendremos que demostrar paciencia y estar bien informados para ir consiguiendo poco a poco que no la líe por estrés cuando venga alguien a vernos.

Lo que tienes que tener claro desde el principio es que una visita es un momento de excitación para el perro y que tu objetivo es no ponerle más nervioso. ¡Tienes que ayudarle a que esté calmado! ¿Tengo que estar quieto? ¿Dejo de prestarle atención a mi mascota? No, actitudes como las anteriores pueden ser contraproducentes pero hablar alto, gritarle o reñirle también le sobreexcitará. ¿Quieres saber qué es lo que tienes que hacer para que tu perro disfrute de las visitas? A continuación te contamos 15 consejos que te pueden interesar.

Continúa viendo nuestras galerías