¿Qué hago si mi loro habla y comienza a insultar?

Un loro puede aprender una gran cantidad de sonidos que repite sin parar pero ¿y si aprende insultos? ¿Qué precauciones debemos tomar con nuestro loro si ocurre? ¿Qué podemos hacer para evitarlo? Te lo contamos.

Loro verde en jaula
Los loros emiten sonidos gracias a su siringe, una especie de membrana de dos cavidades que actúa como laringe

Tener un ave o cualquier animal es una gran responsabilidad. No estamos hablando únicamente de su alimentación o higiene, estamos refiriéndonos a que cada tipo de ave tiene unos cuidados y características específicas. En este sentido, cada vez más hogares se animan a tener un loro entre sus miembros familiares. Es un pájaro sumamente inteligente, gracioso, curioso y divertido.

Lo primero que tenemos que entender es que los loros, como tales, no hablan sino que, característicamente a su raza, consiguen imitar sonidos que les resultan curiosos o agradables y los repiten lo más parecido posible gracias a sus mecanismos vocales.

Esto puede ser divertidísimo ya que puede aprender llamadas, nombres y otras frases muy curiosas pero… ¿sabías que tu loro también puede aprender insultos? Sí, aunque no lo queramos, tenemos que tener cuidado de lo que decimos delante del ave ya que puede llamarle la atención, adoptar ese sonido como suyo y repetirlo sin parar. Imagina que la palabra malsonante la repite a todo aquel que llega a tu casa, imagina que la repite delante de niños o de desconocidos que tienen que pasar momentáneamente a tu casa. No sería una situación agradable, ¿verdad?

En este sentido, incidimos en esa responsabilidad de, en primer lugar, ser conscientes de lo que se dice delante del animal ya que este puede coger como sonido propio cualquier palabra. Por lo que, en primera instancia, tenemos que intentar evitar que aprenda a insultar. Esto sencillamente se consigue evitando decir palabrotas que él pueda oír. Esto, de cierta manera, también repercutirá en tu propio beneficio ya que evitaremos usarlos con frecuencia mejorando nuestra forma de hablar.

En primera instancia debemos evitar, si es posible, que el loro aprenda sonidos de insultos

En ocasiones es inevitable que el animal aprenda esas palabras malsonantes. ¿Qué debemos hacer? Bueno, lo primero es que debe ver esa palabra como algo “negativo”, es decir, debemos entender que el loro no sabe ciertamente qué está diciendo, simplemente repite un sonido. Por lo que, cuando lo diga, sería positivo el chistarle o decirle fuerte que “no” lo haga. De esta manera verá ese sonido como algo negativo aunque, quizás, si ve que tienes una reacción a esa palabra busque decirla aún más para agradarte. Incidimos en la idea de que él no tiene culpa ya que no sabe exactamente qué está diciendo.

Hay que explicar que los loros son unas aves bastante tercas, por lo que es complicado que dejen un sonido una vez lo han aprendido pero, quizás, la mejor forma es intentar que sustituya esa palabra o sonido por otra agradable que le resulte curiosa. Para esto, debe oírnos decirla mucho, con frecuencia, para que así, poco a poco deje de lado la otra palabra. Pero, insistimos, los loros son unas aves muy tercas y depende de la personalidad del animal así costará más o menos.

Por lo que, ten mucha paciencia si tu ave ha aprendido a decir algún tipo de insulto y, si es posible, intenta evitarlo con anterioridad. Son unas aves muy inteligentes y divertidas y debemos entender que todo lo que oyen puede ser repetido por ellas.

CONTINÚA LEYENDO