¿Por qué mi perro se hace pis en casa?

Llegamos a casa después de un día de trabajo y nos encontramos un charquito sospechoso en el pasillo. ¿Otra vez ha vuelto pasar? ¿Por qué nuestro perro no aguanta hasta salir a la calle?

Puede que se trate de un problema de conducta
Puede que se trate de un problema de conducta

Tu perro ya no es un cachorro y conoce las reglas de higiene y de evacuación pero cuando llegas a casa te das cuenta de que se ha orinado en tu alfombra. Si esto es lo que ocurre, probablemente tu animal está padeciendo un problema fisiológico o comportamental. No se trata de que sea un guarro, porque los animales son limpios por naturaleza, así que debes acudir al veterinario o a un especialista en educación canina para que te den un diagnóstico de la situación.

¿Cuáles son las causas principales de este comportamiento?

Cada perro es un mundo pero podemos clasificar las razones de incontinencia de modo general:

Problemas de comportamiento. Si pasa mucho tiempo solo en casa, esta puede ser una de las razones por las que tu perro se orina en ella. Es una situación bastante común debido al ritmo de vida que llevamos en la ciudad: antes de ir a trabajar sacamos a nuestro perro a pasear y cuando vuelve bebe mucha agua, si pasamos casi todo el día fuera de casa es probable que nuestro perro necesite evacuar y al no poder salir a la calle lo haga dentro. Aumentamos el problema cuando encerramos al peludo en una zona del hogar puesto que la ansiedad será mayor al no contar con mucho espacio. Para evitar este problema debemos sacarle a la calle después de haber comido y bebido. Puede que tengas que levantarte unos minutos antes pero evitarás encontrarte un pis cuando llegues a casa por la noche. 

Si esta mala conducta ocurre cuando tú estás en casa es probable que estemos ante una patología orgánica o de que no has enseñado correctamente a tu animal a hacer sus necesidades en la calle.

Si se trata de la primera causa, el profesional le recetará unos medicamentos para controlar la ansiedad, pero recuerda que es el veterinario quien tiene que prescribir estos fármacos.

Si la razón de este comportamiento es un fallo en la educación tendremos que repasar, tal vez con la ayuda de un profesional, las técnicas de entrenamiento.

Tanto si orina cuando estás como cuando no estás en casa, presta atención a las siguientes pautas:

· Durante la media hora antes de irte no hagas caso a tu animal y sobre todo no te despidas de él efusivamente antes de cerrar la puerta.

· Cuando llegues a casa no le saludes montando una fiesta, debemos intentar mostrar la misma indiferencia que cuando nos fuimos. Sabemos que cuesta, pero mantendrá la calma en nuestro animal. 

· Evita el hiperapego. No hagas que tu mascota tenga una dependencia total hacia ti.

Si también actúa diferente en otros ámbitos, se trata de un problema fisiológico

El acto de orinar está ordenado por el sistema nervioso, cuando este nota que la vejiga está llena manda la orden de evacuar, aunque el animal tiene pleno control sobre ello. Teniendo claro este concepto, podemos determinar que hay algún problemas si el peludo no aguanta sus ganas (y no se trata de problema de conducta). Los problemas fisiológicos pueden ser:

1. Incontinencia urinaria. Nuestro animal no tiene voluntad sobre su vejiga.

2. Enuresis. Es el mismo problema que lel anterior pero ocurre cuando el animal está dormido.

3. Nicturia. Urgencia de hacer pis durante la noche.

4. Disuria. Micción anormal porque haya más cantidad, necesita hacer pis con mayor frecuencia...

Las causas serán:

· Problemas neurológicos. Anulan la el control del animal sobre su vejiga. Entre ellos las causas congénitas como el uréter ectópico.

· Problemas no neurológicos. Entre ellos las causas congenitales, como el ureter ectópico; enfermedades inflamatorias como la cistitis, uretritis o prostatitis; incapacidad del esfínter; esterilización en perras; por obesidad, etc. 

·Traumatismos. Tumores, posoperatorios o alguna otra lesión adquirida. También por enfermedades sistémicas como la diabetes o hiperadrenocorticismo. 

Complicaciones de la incontinencia. Pueden desembocar en la infección porque la mayoría de las razones que crean anomalías en la micción tienen como consecuencia la bajada de defensas y una infección secundaria de las vías urinarias. Con lo cual la infección es por sí misma una causa y un efecto de la incontinencia ya que también provoca que nuestro perro se haga pis sin voluntad. Otras consecuencias de la incontinencia son problemas dermatológicos como las erupciones o úlceras por la suciedad que origina. 

El veterinario hará un reconocimiento general del animal observando detenidamente el sistema urogenital y el nervioso. Además, probablemente llevará a cabo una analítica sanguínea y de orina, una radiología del aparato genitourinario, una ecografía y toda prueba que crea necesaria.

El tratamiento para acabar con estas alteraciones de origen fisiológico será antibiótico, un nuevo producto alimenticio o incluso someterle a una cirugía. Normalmente hay muchas posibilidades de una curación completa.

Etiquetas: Adiestramiento caninoEnfermedades de perros

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS