Cómo quitarle al perro el miedo a los petardos

La relación de los perros con los fuegos artificiales y los petardos nunca ha sido buena, de hecho estos productos provocan en el animal un miedo incontrolable que muchas veces tiene pésimas consecuencias. ¿Qué podemos hacer nosotros?

El miedo a los petardos se puede evitar con la educación
El miedo a los petardos se puede evitar con la educación

Están empezando las fiestas de los pueblos, barrios y ciudades y durante los próximos cuatro meses vendrán acompañadas de petardos, fuegos artificiales y demás artefactos pirotécnicos. Nuestros perros sufren mucho miedo a los petardos y su fuerte estruendo, esto se debe a que los animales tienen instinto de temer a los sonidos secos y de elevada intensidad.

Asimismo puede agravar la situación que el animal no esté familiarizado con ese ruido fuerte porque no lo oye en su día a día, que padezca más miedo por su forma de ser, que sufra los petardos con mayor frecuencia o a una intensidad más elevada o que haya vivido una experiencia muy negativa con ellos.

Señales de la fobia a los petardos

Si tu perro tiene miedo a los petardos, lo vas a notar al instante. De todas formas te enumeramos las señales de que tu can lo está pasando verdaderamente mal:

• Temblores.
• Babeo.
• Postura de temor: cola entre las patas, cuerpo hacia el suelo, orejas atrás y tensión.
• Ladridos, lloros o gemidos incesantes.
• Busca un lugar oscuro y apartado con desesperación.
• Se hace pis o caca en casa.
• Secreción del líquido de las glándulas anales.
• Intentos de huida (mucho peligro de que se escape de casa y se pierda).
• Automutilación.
• Taquicardia (llévalo al veterinario).

Quítale el miedo a los petardos con ejercicios de modificación de conducta

La educación es la vía para la solución de casi todos los problemas de conducta (lo es para los que no son síntoma de una enfermedad). El miedo es un comportamiento y, por lo tanto, se puede modificar o rebajar su intensidad. Podríamos conseguir que nuestro perro deje de asustarse tanto al oír ruidos fuertes inesperados.

La mejor prevención es la de socializarle cuando es aún cachorro. Consulta con un experto en comportamiento para que te dé las claves del éxito (siempre educación en positivo). El trabajo llevará paciencia y será progresivo pero tendrá buenos resultados.

Si el animal ya es adulto deberemos cambiar su conducta, esto se hará con la técnica conocida como desensibilización y contracondicionamiento. Tendremos que someter a nuestro animal al estímulo que provoca el miedo (no hace falta que sean petardos enormes) e indicarle una orden para que la cumpla (que se siente, que esté quieto, que vaya hacia alguien…) y darle un premio cada vez que obedezca. Repetid varios días la operación.

En las épocas de mayor frecuencia de petardos, vigila que el animal no viva una experiencia traumática. Puede pasar que unos chavales indeseables quieran jugar con tu gato y los petardos o que en una de las salidas con tu perro al parque el petardo o carretilla pase muy cerca de vosotros. Si se crea un trauma severo en el peludo, el daño mental será prácticamente imposible de eliminar.

Acudir a un etólogo profesionalpara que trabaje con tu animal es una opción sabia, rápida y efectiva.

Finalmente, existen medicamentos para trarar estos miedos: los tranquilizantes. Reducen la sensación de miedo y ansiedad en tu peludo.

Etiquetas: AnsiedadEducación perroMiedo a los petardos

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS