Adiestramiento canino: su zona de descanso no es la tuya

Tu perro va a necesitar su zona de relax y donde echarse sus siestas, pero nunca deberá confundir su lugar con el tuyo. Aquí es donde entra en juego el adiestramiento canino.

Adiestramiento canino también a la hora de descansar
Adiestramiento canino también a la hora de descansar

Cuando traemos un cachorro a casa nos apetece mucho pasar todo el tiempo con él y lo vemos tan tierno que le dejamos dormir en nuestro sofá o en la cama cuando nosotros también dormimos. No pensamos en el adiestramiento canino, solo en lo bonito que está.

El adiestramiento canino también pasa por indicarle su territorio

No lo estamos haciendo bien. Nuestro amigo de cuatro patas, como animal de manada que es, tiene que saber cuál es su sitio de descanso desde el primer momento, al igual que debe conocer su lugar para comer y que las necesidades se hacen en la calle. Debemos señalarle esos territorios desde que llegue a casa, que todos estemos de acuerdo y no cambiárselos, para que después no haya malos entendidos ni problemas. Si le dejamos dormir a nuestro lado en la cama cuando es cachorrete (porque mira qué mono está) no debemos sorprendernos si el samoyedo adulto nos lanza un gruñido al intentarle bajar de la cama en una cálida noche de verano. 

Para no llegar a este punto, tenemos que dejar claro dónde está el sitio de cada uno y que quien pone las reglas aquí eres tú. Cuando llegue a casa tendrás que enseñarle cada lugar, dónde está su rincón para dormir o descansar. Para ello, tenemos que crear estímulos positivos en esa zona: jugar ahí con él (calmadamente), ponerle premios cuando se tumbe, acariciarle para relajarse en ese área… Ponle una palabra a ese lugar para que siempre que la digas, él se dirija a él (prémiale por esto). Nunca le regañes alrededor de esa zona y evita cualquier estímulo negativo. Tiene que ser su lugar de relax y felicidad.

Etiquetas: Adiestramiento canino

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS