¿Son buenos los frutos secos para los roedores?

Nuestros pequeños mamíferos tienen una alimentación francamente variada, entre otros productos podrás darle pienso especial, vegetales, heno, semillas… Pero, ¿cómo les sientan productos como las avellanas o las almendras?

Hámster comiendo frutos secos
Hámster comiendo frutos secos

Cuando ilustramos a un roedor como una cobaya o una ardilla en revistas, dibujos o en televisión a menudo lo vemos comiendo un fruto seco como una nuez o avellana (acuérdate del animalillo de Ice Age). Estos dibujos no son invención de los humanos, los frutos secos son parte de la alimentación de los pequeños mamíferos, pero no deben ser los únicos ingredientes de su dieta. Ni mucho menos.

Los productos alimenticios para hámsteres y el resto de roedores fabricados por grandes marcas contienen semillas y frutos secos entre otras cosas. Cuando viven en la naturaleza la alimentación de estos seres se basa en las semillas.

Los frutos secos son más difíciles de encontrar y será sobre todo en otoño cuando los roedores silvestres se alimenten con estos productos porque son alimentos de estación. Lo bueno es que les aporta grasas para poder prepararse para las bajas temperaturas que llegarán en invierno. Lo que ocurre con los pequeños mamíferos que viven en nuestras casas es que en invierno no necesitan de ese aporte extra de grasas para poder combatir el clima del invierno ya que nuestros hogares normalmente mantienen una temperatura cálida y recomendable también para ellos.

Aun así las marcas del sector de la alimentación de estas especies ofrecen productos que contienen pipas, cacahuetes, nueces, avellanas… de las que nuestras mascotas dan buena cuenta cuando se los encuentran en el cuenco. De hecho, podemos observar que es lo primero que van a querer llevarse a la boca y lo harán rebuscando cada trozo de fruto seco entre las semillas igual que nosotros vamos a buscar los quicos cuando nos comemos una bolsa de frutos secos. Este es otro de los motivos por los que hay que proporcionarles alimentos de calidad a nuestras mascotas, un producto de una marca buena (aunque sea más cara) habrá sido estudiado por especialistas en nutrición de roedores y contendrá los ingredientes necesarios y en su justa medida. Si un pienso contiene más frutos secos de los debidos, nuestro animal cogerá más kilos de los que debería tener, es decir, se convertirá en obeso y sufrirá problemas derivados de esta enfermedad. A partir de aquí habrá que ponerle a régimen bajo la supervisión de un veterinario y esto nos hará gastar el dinero que quisimos ahorrarnos comprando un pienso barato.

Puedes usar estos productos como premio en el entrenamiento de tu pequeño amigo

Los frutos secos son una buena herramienta para el entrenamiento de nuestros roedores. Estos animales pueden aprender órdenes básicas y normas domésticas y habrá que enseñárselas a base de educación en positivo. Podremos utilizar los frutos secos como premio después de que hayan atendido a un mandato. En este caso tampoco es bueno abusar de esta comida, por lo tanto puedes intercalar frutos secos y mimos para premiarle.

No caigas en la trampa de darle más avellanas o pipas si ves que no come otro tipo de alimento, estará chantajeándonos haciéndonos pensar que no le gusta otro tipo de alimento. Si observas que escoge únicamente los frutos secos y no hace caso a las semillas, acude a un veterinario especialista en exóticos para que te guíe respecto al método más efectivo de conseguir que ingiera todos los ingredientes de sus tomas.

Etiquetas: Roedores

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS