¿Qué comen los ratones y las ratas?

Las ratas y los ratones no tienen buena fama pero como mascotas son una genial compañía. Vamos a aprender a alimentarlos bien para que se conserven nutridos y sanos.

Los frutos secos son buenos pero tienen muchas grasas
Los frutos secos son buenos pero tienen muchas grasas

La sola mención del nombre de estos animales provoca en muchas personas un pánico irrefrenable... Para ellas es incomprensible que alguien pueda llegar a incorporar a uno de estos “temidos” seres a su casa como animal de compañía. Pero los ratones y las ratas pueden ser unos agradables compañeros de hogar. De hecho, las ratas son animales muy cariñosos e inteligentes, que serán cercanos a su humano si les tratan bien.

Pero ciñámonos al terreno alimenticio. Aunque todos relacionamos directamente a las ratas con la basura y las alcantarillas, su alimentación como animal de compañía dista bastante de la que obtienen por necesidad en su vida en libertad.

Las ratas y los ratones son omnívoros, esto significa que pueden alimentarse de todo.

Respecto a la cantidad hay que especificar que comen mucho y muchas veces a lo largo del día. Si tienen mucha hambre se pueden volver caníbales, por esto hay asegurar el suministro de comida de forma continuada.

A estos roedores se les debe dar de comer alimentos completos comercializados en las tiendas especializadas. Además, al ratón le encantan las frutas y las semillas y se las puedes dar de vez en cuando. No le gustan mucho las hortalizas y prefiere los cereales, pan mojado y galletas aunque no debemos darle esto en abundancia.

Se les puede dar frutos secos alguna vez aunque mucho cuidado con la cantidad porque estos alimentos tienen demasiadas grasas y problemas metabólicos. A las ratas y ratones, como al resto de roedores, les encantan los frutos secos.

Normalmente los productos preparados para estos animales tienen un alto porcentaje de pipas y nuestros peludos, muy listos ellos, las cogen y desechan el resto del alimento.

Debemos tener cuidado para que no cojan sobrepeso pues perjudicaría su salud interna pero también provocaría problemas en la piel debido al fricción del vientre con el suelo.

A las ratas les gusta prácticamente cualquier cosa, por eso en su estado natural es muy fácil que se intoxiquen... ¡Se lo comen todo!

Ambos animales necesitan una dieta compuesta por una cantidad que varía del 25 al 40% de proteínas.

Ambos toleran los cambios de dieta y no beben mucha agua

Estas dos especies toleran muy bien los cambios en las dietas. No tienen ningún problema en probar cosas diferentes. Vamos, que son la envidia de gatos y perros.

Aunque en los dibujos animados nos hacen pensar que el queso es el mejor alimento para ratas y ratones, la realidad nos dice que el queso no es lo más adecuado para su alimentación y que además no es uno de los alimentos que más les gusta.

Al contrario que los hámsteres, a estos animales no les hace falta cortarles los alimentos en trozos pequeños porque ellos por naturaleza ya saben desmigajarlos para ingerirlos. Un trabajo que te quitas y un entretenimiento al verles maniobrar con las frutas, verduras y demás.

Las ratas y los ratones son animales que beben muy poca agua pero esto no es motivo para despreocuparse de ellos. Siempre hay que ofrecerles un bebedero, de esos recipientes verticales que se enganchan a los barrotes de la jaula, con agua  limpia, fresca y a libre disposición.

CONTINÚA LEYENDO