Nutrientes para los conejos enanos. El qué y el cómo

Los conejos comen en la naturaleza los alimentos frescos que pueden pero ya que viven a todo confort en casa, vamos a aprender a darle los nutrientes que necesitan y la manera de hacerlo. ¡Sigue leyendo!

El alimento fresco es básico para ellos
El alimento fresco es básico para ellos

La alimentación básica del conejo debería estar integrada por heno de calidad, nutrientes concentrados y alimentos frescos. Vamos a desarrollar cada uno de ellos.

Heno verde limpio y de buena calidad. Los henos se obtienen por la desecación de ciertos productos como la alfalfa o la hierba. Mediante la desecación se obtienen alimentos de larga conservación y que mantienen en gran medida las características nutritivas del alimento original.

Nutrientes concentrados y secos. Los granulados de plantas verdes, los piensos, los cereales y granos naturales o en copos aseguran una buena conservación de los alimentos y un alto aporte de nutrientes, aunque las cantidades ingeridas sean pequeñas.

Alimentos frescos. Los alimentos frescos también deben formar parte de la alimentación de los conejos, eso sí, teniendo muy presente que un exceso de estos productos, como veremos más adelante, puede originar serios problemas digestivos.

Comen dos veces al día y los alimentos frescos serán imprescindibles

Una vez que tenemos claras ciertas bases de la alimentación del conejo, debemos pensar en cuál debe ser el manejo diario de la alimentación. Para ello seguiremos a “rajatabla” los siguientes puntos:

· Los conejos deben comer, al menos, dos veces al día, y si es posible a horas fijas.

· Hay que tener muy presente lavar muy bien todos los alimentos que no son envasados (frutas, verduras...). Tampoco es bueno ponerles en su casa comida recién sacada de la nevera.

· La cantidad de alimento seco aproximado (varía bastante según la edad y tamaño del animal) ronda los 30 gr. diarios que es lo que equivale a 3 cucharadas soperas, siembre combinando con el heno y los alimentos frescos.

· Como comentábamos anteriormente, en la dieta de un conejo deben existir los alimentos frescos, las plantas verdes, las verduras y las frutas. Son muy importantes en su dieta:

Frutas como la manzana y la pera. Verduras como la remolacha, el brécol, las mazorcas de maíz... A modo de "golosina" se le pueden dar un par de frambuesas o de fresas.

Lo que nunca debemos dar a un conejo es lechuga, y debemos evitar la col... ¿Por qué? Porque sus excesos pueden provocar graves desarreglos gastrointestinales (diarreas). Una forma de evitar estos desarreglos intestinales es la administración en mayor medida de verduras deshidratadas y también que las verduras y frutas frescas no sean las consideradas de desecho para el consumo humano.

En el extremo contrario, en el de los alimentos totalmente prohibidos por perjudiciales o tóxicos están: la prímula, la amapola, el botón de oro y las hojas de roble y álamo.

Con el fin de asegurar un aporte de minerales y vitaminas correcto, ciertos alimentos prensados (piensos) llevan el aporte óptimo de estos nutrientes, también podemos optar por ciertas “piedras” de vitaminas y minerales que se cuelgan de la jaula y que el conejo lame.

Los alimentos secos, aparte de proporcionar un adecuado equilibrio nutricional, favorecen el imprescindible gasto dental. El uso de pan duro como método para desgastar los dientes debe restringirse (obesidad).

En lo referente al consumo de agua, tendremos que asegurarnos que el animal disponga del líquido elemento de forma continua. Para ello nos cercioraremos de que todos los días cambiamos el agua y limpiamos el recipiente.

Por último, decir que es fundamental evitar los cambios bruscos en la dieta de nuestro conejo.

Carlos Rodríguez

Carlos Rodríguez

Soy veterinario, inquieto, músico adoptado y pintor sin lienzo.

CONTINÚA LEYENDO