Nutrición en las cobayas, ¿qué hacer para mantenerlas sanas?

Nuestra pequeña amiga tiene unos alimentos base que le gustan y le ayudan a mantenerse sana y en su peso. No hagas experimentos, conoce lo que necesita.

No puede comer lechuga en cantidad
No puede comer lechuga en cantidad

Las cobayas en libertad se alimentan sobre todo de hierbas y otro tipo de plantas ricas en fibra. Esta es la causa por la que este simpático animal tiene un intestino demasiado largo en comparación con el tamaño de su cuerpo. Si deseamos que nuestras cobayas mantengan un correcto estado de salud y presenten un pelaje bonito y brillante, su alimentación ha de ser rica en fibra.

Otra de las particularidades en la alimentación de este animal es que al igual que los lémures, los monos y el hombre, no son capaces de sintetizar por su cuenta la vitamina C, por ello es fundamental el aporte de esta vitamina a través de la alimentación.

Entre los puntos fundamentales de la alimentación de las cobayas, tenemos los siguientes:

La base de su alimentación debe ser un pienso comercial de alta calidad, que se completará con heno y verduras.

Las cobayas son animales muy quisquillosos con la comida, por lo que un cambio de dieta puede que provoque una falta de interés por el alimento y, como consecuencia, la aparición de graves trastornos digestivos.

El alimento fresco que debe primar en la dieta de una cobaya, por lo que hemos contado anteriormente sobre que no pueden asimilar bien la vitamina C, es el pimiento. Elije pimiento verde porque es muy rico en esta vitamina.

Otros productos frescos que puede y le gusta comer son:

· Fruta: las fresas, el melocotón, la naranja, la mandarina, la piña, la nectarina, la manzana.

· Verdura: la rúcula, la endivia, la zanahoria, la calabaza, la escarola, el pepino, los canónigos, el pimiento rojo, el repollo y la col. Aunque cuidado con estas dos últimas, han de administrarse en pequeñas cantidades ya que producen muchas flatulencias.

La lechuga es uno de los alimentos frescos que suele gustar a las cobayas pero también es el que puede provocar mayores alteraciones intestinales si no controlamos la cantidad o si no está bien limpia. Así  que le daremos poca y siempre habiéndola lavado anteriormente.

No debemos darle galletas ni pan a menudo

Como golosinas puedes ofrecerle cáscaras de fruta, cebada, trigo germinado (el trigo o cualquier cereal germinado se consigue metiéndolo en agua durante dos días, después se cuela y se deja secar en un trapo extendido y germina a los cuatro días). A pesar de que se les puede dar como chuche no es recomendable hacerlo en exceso.

Otros alimentos que les gustan son las patatas cocidas, el pan y las galletas de avena. Aunque los productos elaborados como el pan y las galletas no deben ser nuestra primera opción como premio.

En referencia a las necesidades de agua, diremos que debe disponer de ella todo el día, mejor en un bebedero cerrado y vertical, que el líquido elemento esté fresco y limpio y evitemos los cambios de recipiente, ya que no les gusta beber en lugares desconocidos.

CONTINÚA LEYENDO