Mamíferos insectívoros, ¿cuáles son?

Pensamos que todos los mamíferos comen carne o vegetales pero una parte de ellos se alimentan de pequeños insectos, vamos a averiguar cuáles son.

La musaraña tiene un hocico puntiagudo
La musaraña tiene un hocico puntiagudo

Los mamíferos insectívoros tienen una estructura corporal y/o estilo de vida que les resultan beneficiosas para alimentarse de estos pequeños animales. Hoy vamos a hablaros de los insectívoros erizos, topos y musarañas. ¿Qué creéis que tienen en común?

Los erizos

La alimentación de este animal exótico de pequeño tamaño es básicamente carnívora aunque en ocasiones come fruta, pero lo que realmente le gusta a este animal es comer insectos (y sus larvas). Entre otros comen: caracoles, lombrices de tierra, babosas… En estado salvaje pueden atreverse a cazar ranas, víboras, pequeños lagartos y culebras. Si tienes un erizo en casa vigila que no engorde demasiado, son propensos a hacerlo, así que deberás vigilar su dieta para que no coja kilos de más. Un erizo con sobrepeso no puede enrollarse y el exceso de grasa colgante podrían impedirle caminar bien.

El topo

Es un mamífero de unos 15 centímetros difícil de ver porque pasa la mayor parte de su vida en los túneles subterráneos que construye. El ser humano no es muy amigo de este pequeño animal ya que con tanto túnel se dedica a destrozar nuestros jardines y cultivos. Es complicado apreciar su presencia y solo conseguimos sospechar que está en nuestro territorio por los montoncitos de tierra que dejará a su paso o cuando hay una plaga evidente. Pero el caso es que no nos perjudican adrede, al remover en la tierra y comer insectos de su interior destrozan el suelo lleno de nutrientes beneficiosos para las raíces de las plantas, con lo cual éstas se marchitan.
Debido a esta frenética actividad necesitan comer mucho, tanto como el equivalente a su peso. Entre excavación y excavación al topo le gusta llevarse a la boca: caracoles, babosas, todo tipo de insectos, anfibios y algunos pequeños roedores. No es completamente carnívoro porque también le entran ganas de comer raíces o bulbos.

Las musarañas se alimentan de gusanos, caracoles o reptiles

La magia y las leyendas corren detrás de este pequeño mamífero cuya historia siempre ha estado acompañada de un halo de misterio. Físicamente es bastante parecido al ratón pues comparten su diminuto tamaño y el poco peso (como mucho 12 gramos), unas características que hacen que nos resulte difícil saber que han pasado por un terreno ya que tus huellas no quedan impresas. En la Península Ibérica la musaraña que más encontramos es la común o gris.

Pueden consumir un 50% de su peso en cada comida. Su alimentación es insectívora aunque también come arañas, lombrices, gusanos, caracoles o reptiles, esta característica ayuda al ser humano a acabar con las posibles plagas que creen estos animalitos en nuestros campos y en los bosques.

El hombre es el culpable de que una especie corra peligro pues el uso de insecticidas y venenos en las zonas de campo están teniendo como consecuencia la disminución de la población de las musarañas, ya sea porque ingieren estos tóxicos, por comerse los insectos perjudicados o por la alteración la reproducción que causan estos productos.

Etiquetas: Dietaerizos

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS