La nutrición de las aves, ¿qué influye en su alimentación?

La alimentación de las aves, al igual que la del resto de seres vivos, es fundamental para que todos los aparatos, órganos y sistemas del animal funcionen a la perfección. ¿Repasamos qué necesitan?

La edad y el entorno son importantes
La edad y el entorno son importantes

Cuando estos animales viven en el medio natural consiguen los alimentos necesarios que les ofrece cada estación, pero aquellos que viven dentro de nuestras casas dependen absolutamente de nosotros y de lo más o menos adecuado de los alimentos que disponemos en sus comederos.

Por esta razón, debemos informarnos, asesorarnos con los verdaderos especialistas. Evitaremos los consejos de “los entendidos de turno” que como única cualificación tienen la mayor o menor experiencia de tener un pájaro en casa.

Si no adecuamos la dieta a las necesidades de cada especie... ¡¡problemas!!
Un ejemplo: las aves, en general, prefieren los alimentos ricos en grasas. Si solo consumen este tipo de alimentos, aumentarán su peso y enfermarán.

Un buen alimento será aquel que más se aproxime a lo que el pájaro comería en libertad. También es fundamental racionar el alimento, con las proporciones justas de cada componente. Para no equivocarnos, confiemos en los profesionales.

Pero antes de conocer la  alimentación adecuada para cada tipo de especie de ave que puede llegar a compartir con nosotros nuestro hogar, nos detendremos en una serie de puntos fundamentales para conocer la verdadera importancia y el manejo de la alimentación.

Existen diversos factores a tener en cuenta en la alimentación de un ave:

- Edad: como en el resto de especies animales, son los más jóvenes, los animales en crecimiento, los que requieren un mayor aporte de nutrientes. Los adultos y los de edad avanzada solo requerirán ciertos retoques en su dieta inicial para conseguir una vida larga y sana.
- Entorno: las necesidades nutricionales de las aves varían según su estado de confinamiento: jaula, pajarera, semilibertad... Pero también varían sus necesidades en aquellas aves que desarrollan su vida en el exterior, siendo en estos casos mayores las necesidades de grasas y proteínas.
- Estado: las aves que se encuentran en periodo de cría tendrán, lógicamente, más necesidades que aquellas que no están en periodo reproductivo.

A veces hace falta variar su dieta por causas como las bajas temperaturas o la conservación del alimento

Aparte de los factores comentados, existen diversas causas por las cuales puede llegar a ser necesaria una variación en la composición de los alimentos de las aves. La forma de realizar estos cambios y las causas por las que debemos plantearnos el cambio son las siguientes:

- Las necesidades alimentarias aumentan con las bajas temperaturas y disminuyen con el calor.
- Las aves se interesan por los alimentos de distinta forma según cómo y dónde se lo ofrezcamos.
- Cuando la calidad de todos los componentes de la dieta es alta, tendremos menos riesgos de que el ave solo elija uno de los componentes.
- Los cambios de alimentación en las aves, al igual que en el resto de especies animales, ha de hacerse de forma gradual.
- Conseguiremos que el animal tenga mayor interés por el alimento y prevendremos la aparición de la obesidad si ofrecemos la dieta diaria en dos partes (no de forma continua) y durante un tiempo concreto (no más de una hora por toma). 
- Las distintas interacciones (dominancia, territorialidad, reproducción...) que se producen entre las aves que comparten un mismo recinto, afectan claramente a la ingesta de alimento.
- El estado de conservación de los alimentos afecta en gran medida al interés de los animales hacia ellos.

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS