Cómo darles premios de miel a las aves

No solo nosotros podemos disfrutar de este rico producto de la naturaleza que además es tremendamente beneficioso. A nuestras aves les gusta comer miel y disfrutar de sus ventajas.

Los colibris lamen la miel con su lengua
Los colibris lamen la miel con su lengua

Las aves salvajes pueden encontrar la miel en la naturaleza pero si convivimos con un pájaro, no es problema que de vez en cuando le demos un poco de este alimento. Este sabroso néctar así como los alimentos que la contienen como ingrediente son grandes reconstituyentes.

Ahora bien, deberemos ser sensatos y administrarle de manera responsable este producto porque los excesos nunca son buenos y en cuestión de mieles tampoco. Vamos a conocer cómo y cuándo administrársela para no acarrear problemas intestinales a nuestros pájaros, no engorden y no se vuelvan “adictos”. 

Primero de todo, tenemos que conocer el estado de la salud de nuestro amigo con plumas. Acude al veterinario para que le haga una revisión, le pese y controle condiciones sanitarias. Coméntale tu deseo de darle miel como premio. 

¿Cómo se la preparamos?

- Con agua. Si le vas a dar miel de la que comes tú, dilúyela primero con agua, así tendrá una consistencia más fácil de asimilar, más parecida al néctar. 

- Existen ya en el mercado productos especiales para aves que contienen miel, para evitarte tener que prepararlo tú mismo. Una especie de bizcocho para aves o una barrita de semillas con miel serán perfectos como premio ocasional. Dale estos productos a tu amigo siempre y cuando no sea un colibrí o un ave libadora, es decir, aquellas que comen lamiendo el néctar de las plantas (en estos casos, dásela con un recipiente como el de la foto).

Recipiente. El cuenco en el que vamos a poner la miel será uno de pequeño tamaño y si tiene bordes mejor, así nos salvaremos de que ni las patas ni las plumas de nuestro emplumado colega acaben llenas de esta pegajosa sustancia. Procura que sea hondo para que no la esparza por el suelo de su hogar, así te librarás de tener que limpiarla a fondo cada vez que le das miel.

- Si tienes un canario, un mina del Himalaya o un ave con pico similar a ellos escoge un cuenco cilíndrico que sea de longitud algo menor que la de su pico y con una anchura tres veces el grosor de este. Es la forma idónea para que nuestro pequeño no acabe sucio y pueda acceder tranquilamente a la miel.

- En pájaros de pico curvo como los loros, guacamayos y otras psitácidas el mejor tarro será uno poco profundo y ancho, para que puedan alcanzar cómodamente con su lengua el rico manjar que les has preparado.

- Limpieza. Cuando se haya comido su ración de chuche de miel, retira el cuenco en el que se la hayas dado y límpialo bien para que no críe bacterias que pudieran perjudicar al sistema intestinal del pájaro. Observa que la sustancia no se haya salido del recipiente y si es así, limpia la superficie manchada.

Dales miel a tus aves como premio o cuando hayan gastado mucha energía

Los momentos ideales para darle este producto tan delicioso y nutritivo serán: 

• Para premiarles por su buen comportamiento o como postre muy ocasional.
• Para ayudar en una falta grave de energía.
• Como apoyo en un momento de salud delicado en cuanto a la alimentación, siempre recomendado por un profesional como parte del tratamiento.

Acude a tu veterinario si notas que tu pájaro no está pasando por su mejor momento. Él tendrá que hacerle pruebas y preguntarte ciertas cuestiones para determinar el diagnóstico. Si tiene relación con el proceso alimentario o la energía del animal, puede que recete como parte del tratamiento el consumo de miel.

Otro caso en el que será bueno administrarle néctar será en épocas de cría, porque el cuerpo de nuestra ave pierde mucha energía en ella por diversas razones:

- El cuerpo de las hembras sufre mucho desgaste porque además de realizar sus funciones normales tiene que fabricar las estructuras para poder crear los huevos y más tarde mantener y alimentar a los recién nacidos. Os podéis imaginar la carga que todo esto supone.

- También sufrirá más desgaste cuando estén en una pajarera exterior ya que vivirá los cambios del clima. El frío será motivo de derroche de energía en los pájaros, por lo que aumentarán el consumo de alimento para poder estabilizar su temperatura interna. Si les damos miel en estos casos, estaremos ayudándoles a cubrir los carbohidratos que desgastan y conseguir así que su salud y sus grados no decaigan.

Si se lo das por simple capricho no te pases de cariño. Te en cuenta que estamos desequilibrando el porcentaje de nutrientes energéticos que necesita por lo que si no nos contenemos conseguiremos que nuestro colega de plumas coja peso y no es algo que queramos, ¿verdad?

Etiquetas: Alimentación para avesAves

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS