El instinto de caza del gato en la alimentación

Tu tranquilo y elegante felino es a la vez un vivaz y observador cazador pero... ¿qué le va a hacer si todo su cuerpo y pasado está basado en la caza? Alucina con todas las curiosidades que te contamos a continuación.

Todo su cuerpo está adaptado a la caza
Todo su cuerpo está adaptado a la caza

Los gatos y en general toda la familia de felinos, son uno de los grupos de carnívoros con mayor maestría en la caza. Gracias a sus garras y colmillos, a sus superdesarrollados sentidos y a un sistema nervioso capaz de producir respuesta inmediata, se hacen con casi todas las presas que se proponen.

En la caza le motiva el hambre pero también la emoción

Seguramente te sorprenda que a pesar de que le alimentas correctamente y hablas con su veterinario sobre su dieta, tu gato sigue cazando cuando le dejas salir al exterior. Tiene una explicación muy simple: el acto de cazar no solo le sirve para alimentarse sino que en el contribuye la emoción que supone para el felino la búsqueda, el rastreo, la localización, el esconderse y el ataque final.

A continuación vamos a contaros algunos de los aspectos más curiosos sobre el felino y la caza:

• El tiempo que los gatos están en libertad dedican entre unos 45 minutos y unas 8 horas en cazar, la media será del 14,8% del tiempo que estén en la calle (menos de 4 horas).
• Este período va a variar dependiendo del ciclo reproductivo en el que se encuentra el animal (menos horas cuando esté en celo y más cuando esté criando), la cantidad de presas que haya en su territorio, si consume alimentos a través de otra fuente...
Entre las presas con las que se hará un felino estarán: los insectos, los reptiles y las aves, aunque su manjar favorito son los pequeños roedores.

Su organismo le ayuda a cazar

Todo el cuerpo de nuestro felino está construido por la naturaleza para favorecerle la victoria en la caza.
Los músculos, los huesos, el sistema nervioso y sobre todo el sistema digestivo están perfectamente compuestos para el consumo de los animales que atrape el felino. De hecho, las partes que componen el aparato digestivo tienen las siguientes características: 

· Los dientes de tu felino están preparados para masticar las presas cazadas. Tienen un menor número de dientes que los omnívoros porque no necesitan cúspides o coronas fisuradas.
· Sus mandíbulas hacen unos movimientos lateromediales y craneocaudales y cierran en tijera para asestar mordiscos en el cuello de sus presas.
· Su saliva no tiene amilasa, que es el componente responsable de comenzar la digestión de los almidones de algunos alimentos pero como su dieta es estrictamente carnívora, no lo necesitan.
· El estómago de tu gato es una “despensa” de pequeño tamaño si lo comparamos con el de otros animales así que come pequeñas cantidades de alimento.
· El felino puede vomitar fácilmente gracias a la estructura de su estómago, algo que le servirá para expulsar las bolas de pelo que se producen después del acicalamiento y para expeler el alimento que ofrecerá a las crías más tarde.
· La longitud del intestino será más corta que la de los omnívoros y herbívoros. No es necesario un intestino muy largo ya que solo tienen que procesar un tipo de alimento, la carne.

Etiquetas: Comida gatoEducación gatos

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS