Aceite de pescado para gatos

El aceite de pescado mejora el sistema inmunitario del gato, disminuye las alergias de la piel, regula el nivel de colesterol, actúa contra los problemas de las articulaciones, tiene efecto antiinflamatorio…

Aceite de pescado para gatos

Este complemento nutricional es rico en ácidos grasos omega 3, también conocidos como “grasas saludables”, contiene ácido eicosapentaenoico (EPA) y ácido docosahexaenoico (DHA). No todos los pescados poseen estas grasas saludables o en la cantidad deseada. El salmón, el atún, la anchoa, la sardina y el arenque son los más ricos en omega 3, no así el bacalao, por lo que el aceite del hígado de este pescado es mejor no dárselo a nuestra mascota. El omega 3 también está presente en aceites vegetales como el de lino y en los frutos secos, sin embargo, el gato no los va a metabolizar bien. Para que el aceite de pescado sea el mejor, asegúrate de que no tenga aditivos químicos ni conservantes.

Beneficios del aceite de pescado

El aceite de pescado refuerza las defensas del gato mejorando así su sistema inmunitario y disminuyendo la aparición de alergias cutáneas. Es antiinflamatorio y actúa contra dolencias de articulaciones y cartílagos como la artritis y la artrosis. Regula el nivel de colesterol y es bueno para el sistema cardiovascular. Este alimento reduce las probabilidades de cáncer, favorece la fertilidad, el buen funcionamiento renal, mejora las funciones cognitivas, la vista y el oído y ayuda al correcto desarrollo mental de fetos y cachorros.

Cómo darle aceite de pescado al gato

Primero hay que tener en cuenta que este suplemento es muy delicado y se puede estropear con el contacto directo con la luz, el calor y el aire. Para evitar el deterioro y que se ponga rancio, lo mejor es conservarlo en la nevera dentro de botellas oscuras y no adquirir más dosis que las que el minino se pueda tomar en 1 ó 2 meses. El siguiente paso es mezclar el aceite con el alimento habitual de nuestra mascota, ya sea con pienso o con comida casera. Aunque alimentemos a nuestro gato con pienso de calidad, que es cierto que suele contener aceite de pescado, lo más seguro es que se haya evaporado al contacto con el aire. Más que nada porque alguna vez nos dejaremos la bolsa abierta o incluso el gato tendrá la comida varias horas en el comedero (si este es grande) por lo que el efecto será el mismo. Añade unas gotas de aceite de pescado cuando le eches el pienso. Si alimentas al minino con comida casera, bien sea cocida o cruda, echaremos el aceite de pescado en el último momento. Si no se dispone de aceite de pescado se le puede poner un chorrito de aceite de oliva.

Y, como siempre, recomendamos que preguntes a tu veterinario de confianza la idoneidad de este suplemento nutricional para tu mascota.

Etiquetas: Comida gato

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS