Un ratón ayuda a un electricista a ordenar su taller

El ayudante de cuatro patas de este electricista jubilado en Reino Unido podría protagonizar su propia película de dibujos animados.

Stephen Mckears, de 72 años y residente en Reino Unido, creía estar sufriendo alucinaciones por la edad al encontrar sus materiales de trabajo perfectamente ordenados dentro de la caja de herramientas cada mañana. Incluso llegó a pensar que alguien estaba entrando en su pequeño taller. ¡Pero estaba viviendo su propio cuento de dibujos animados!

Una adorabe historia que te hará creer en el sentimiento altruista y la inteligencia que caracterizan a los ratones.

Como Cenicienta con sus pequeños ratones, Stephen contaba con su propio ayudante de cuatro patas

Cuando el hombre, ya jubilado, se acercaba a su taller encontraba que los tornillos, cables y pequeños objetos que dejaba esparcidos por la mesa al terminar sus manualidades se encontraban perfectamente colocados en su caja de herramientas a la mañana siguiente.

El anciano comenzó a dudar de su cordura y lo achacó a su edad: “No sabíamos qué era y estuve varios días pensando que estaba mal de la cabeza”, declaró al Daily Mail.

Pero sus amigos insistieron en buscar una explicación a tanto orden… Por lo que tras varias noches debatiendo sobre el asunto, decidieron colocar una cámara imaginando que filmaría a una persona entrando cada noche para aprovecharse del equipado taller de Stephen.

Fantasmas, ladrones... ¡No se lo podían imaginar!

La sorpresa fue la misma para Stephen y sus amigos, que esperaban cualquier explicación (desde fantasmas hasta ladronzuelos...) ¡pero no barajaban que se tratase de un ratón!

Un curioso y simpático ratoncito se encargaba cada noche de recoger la mesa de trabajo del hombre, antes de "irse a dormir", y dejarlo todo en orden para la siguiente mañana de trabajo.

El roedor era capaz de mover objetos, no mucho más grandes que su tamaño, desde la mesa de trabajo del hombre hasta la caja de herramientas, tal y como grabaron que hacía a las 2 y media cada madrugada.

Por eso el protagonista de esta historia decidió compartirla con el resto del mundo en internet, donde el trabajador ratón ya ha cautivado a muchos de los internautas...

Además, esta anécdota sirve para enseñarnos que, pese al pánico que los roedores generan a muchos, pueden ser unos compañeros de hogar ideales (y, parece, que ahora también de trabajo).

CONTINÚA LEYENDO