Stubby, el perro más condecorado de la historia

Este can combatió en el ejército americano durante la I Guerra Mundial y protegió a su familia a capa y espada.

A lo largo de la historia, los perros han demostrado su lealtad incondicional a los seres humanos y han desempeñado trabajos muy valiosos para las personas. Conocemos los nombres de muchos canes singulares que han participado en películas, anuncios, o que han tenido un comportamiento ejemplar. Sin embargo, puede que nunca hayas escuchado la historia de Stubby, un peludito muy especial que batalló junto al ejército americano en la I Guerra Mundial y que además fue ascendido a sargento por su trabajo y valentía.

Según recoge la historia, Stubby era un bull terrier callejero que vagaba solitario por las calles de Conneticut, sin familia ni hogar. Su suerte cambió por completo el día que conoció a Robert Conroy, un joven soldado americano que decidió adoptarlo e introducirlo de manera ilegal en el barco que les llevaba al frente. Como era bastante bajito y algo corpulento, el soldado decidió llamarle Stubby (Rechoncho en castellano). Y, aunque su vida podría haber sido completamente distinta, el ejército decidió convertirlo en la mascota oficial de la división gracias a su encanto natural.

Así, Stubby llegó a combatir en Francia y acompañó a los militares en las misiones. Durante 18 meses participó en 17 batallas y localizó a soldados heridos que estaban perdidos. Además, era capaz de detectar ataques de gas y de escuchar el zumbido de los proyectiles. Sin duda, un perrito inteligente y leal que protegió a su familia adoptiva a capa y espada. 

Tras finalizar la guerra, el can volvió a Estados Unidos como un héroe y lideró numerosos desfiles. Además, cuando falleció en 1926 el New York Times le dedicó un obituario de media página, mucho más amplio que el de muchas personas relevantes en aquella época.

La historia de Stubby en el cine

El cineasta Richard Lanni tropezó de casualidad con la historia de Stubby cuando investigaba sobre la Primera Guerra Mundial. Supo que se encontraba ante una historia humana y especial, así que decidió llevarla al cine en forma de animación y bajo la mirada atenta de un perro. En la película ha colaborado además Patrick Doyle, el compositor de grandes éxitos como Harry Potter y el Cáliz del Fuego o Brave. Además, es un film apto para toda la familia en el que se ponen de manifiesto valores como la dedicación, la lealtad, el heroísmo o la valentía. Si eres un amante de los animales o un verdadero apasionado de la historia, ¡no te la pierdas!

El papel de los perros de guerra

¿Sabías que el primer registro documental que existe sobre los perros de guerra se remonta al 600 a.C? El conflicto tuvo lugar en la actual Turquía, donde se produjo la batalla de Alyattes de Lydia. Según la historia, los perros de los lidios mataron a algunos invasores.

En el caso de España, los canes fueron grandes aliados durante la Guerra Civil, cuando fueron adiestrados como buscadores de minas, patrullas o perros sanitarios. Además, aunque Stubby es el perro de guerra más condecorado, hoy en día existen unidades caninas especializadas en el rastreo de bombas, drogas y personas, por lo que se debe reconocer igualmente la labor de estos peludos.

CONTINÚA LEYENDO