Terapia asistida por animales, ¿cómo nos ayudan los perros?

Las mejoras de una persona enferma o con problemas físicos o mentales son espectaculares cuando se somete a sesiones con perros u otros peludos. Nos adentramos en el mundo de las terapias con animales.

El concepto Terapia Asistida por Animales nació en 1961 de la mano de un tal Levinson para definir la ocupación que llevan algunos seres peludos como "coterapeutas".

El tratamiento psicológico con perros o seres de otras especies es una técnica curativa en alza en los últimos años. Se ha comprobado científicamente que estas sesiones benefician considerablemente la salud física a través del bienestar social y psicológico.

Muchos animales han trabajado al lado del hombre durante toda su historia, pero siempre ha sido como animal guardián o ayudante en el campo. Hoy en día la tarea de muchas especies se ha transformado y su labor ya no es la de desempeñar tareas físicas sino que han pasado a un nivel más emocional y colaboran en el desarrollo o mejora mental de muchas personas.

Perros guía, terapias en hospitales con animales, desarrollo cognitivo y emocional de niños autistas con caballos, visitas de perros a residencias u hospitales, animales de salvamento, perros compañeros de mujeres maltratadas e incluso hasta su reciente trabajo de acompañar a las víctimas a los juicios porque se ha estudiado la calma que transmiten en momentos de tensión… Un sinfín de tareas nuevas o renovadas que convierten a los animales domesticados en algo más que compañía. Muchas veces son nuestros héroes.

Un can no es un juguete que podamos usar a nuestro antojo, no es un sustituto para la vida social humana, no es un ser que podamos utilizar para nuestro disfrute y suplir nuestras carencias. Este animal, como tantos otros, es un amigo, un compañero y, pese al escepticismo de unos cuantos, es un salvador, un excelente “enfermero” e incluso un tipo de psicólogo (salvando las distancias) que nos va a ayudar en muchos problemas humanos.

No aparecen en las portadas de los diarios pero los animales de terapia hacen una gran labor por nuestra sociedad y son dignos de grandes titulares. No han estudiado para ser trabajadores sociales pero lo llevan en la sangre y podemos encontrarles en centros de ancianos, ayudando en el día a día a discapacitados físicos, apoyando a personas con discapacidades sensoriales, acompañando a niños en hospitales… Vamos a observar más de cerca su trabajo.

Continúa viendo nuestras galerías