Requisitos para tener un perro potencialmente peligroso

Todo lo que necesitas saber sobre las obligaciones y documentación necesaria para tener un PPP.

¿Te has enamorado de un rottweiler? ¿Adoras la noble carita del dogo argentino? ¿Suspiras por un akita inu? Como sabrás, estas razas de perros están catalogadas de potencialmente peligrosas y, debido a esta clasificación se le exige una serie de requisitos a la persona que se vaya a hacer cargo del animal. Antes de entrar en faena, te vamos a dar un consejo muy útil.

Consejo para dueños de perros potencialmente peligrosos

En Muy Mascotas somos fieles defensores de la educación en positivo y creemos que a todos los dueños de perros nos vendría bien acudir a un etólogo o adiestrador que nos dé claves específicas para que nuestros peludos estén bien educados, que sean lo más cívicos posibles. En el caso de los PPP, hay que tener en cuenta que suelen ser perros grandes y con mucha fuerza (¡son unos musculitos!) por lo que son más complicados de manejar que, por ejemplo, un chihuahua. Con más razón, es conveniente que si tenemos un PPP, contemplemos los servicios de un adiestrador y si este está especializado en perros peligrosos, mejor que mejor. Solo el experto sabrá darnos las pautas para tener un perro obediente y que, por ejemplo, una personalidad insegura no se vuelva peligrosa.

Vacíos legales en la tenencia de PPP

La ley obliga a que tanto el dueño del perro como los miembros de la familia que vayan a pasearlo deben poseer la licencia. Pero ¿y si contratas los servicios de un paseador de perros para que saque a tu peludo cuando estás trabajando? ¿Esa persona tendría que sacarse la licencia cuando no es propietaria?

Existen casos en los que el pequeño tamaño del PPP no obliga a sacar la licencia y demás papeles. Sin embargo, no queda suficientemente claro en el Real Decreto 287/2002, de 22 de marzo, por el que se desarrolla la Ley 50/1999, de 23 de diciembre, sobre el régimen jurídico de la tenencia de animales potencialmente peligrosos publicado en el BOE.

Otro aspecto que a los dueños de perros PPP no les queda claro es si cada año hay que enviar un certificado al Registro de Animales Potencialmente Peligrosos (vía Junta de Distrito) para informar de que el animal está en buen estado de salud.

Dicho lo cual, pasamos a contarte cuáles son las obligaciones que tienes que cumplir si tu mascota es un PPP.

Continúa viendo nuestras galerías