Las razas de perros más grandes del mundo

Los perros grandullones son espectaculares y casi todos descienden de pastores, por lo que suelen tener un carácter muy bueno y equilibrado. ¿Quieres conocer cuáles son las razas más grandes que existen?

Aunque cualquier perro puede ser un excelente compañero, tenemos que tener en cuenta las particularidades de cada raza, también en el caso de los mestizos, y su tamaño. Los perros de razas muy grandes (o mestizos de estas) como las que te presentamos tienen unas necesidades distintas a los perros de menor tamaño, como el cuidado especial de sus articulaciones (la mayoría tienen tendencia a padecer dolencias del tipo de la displasia de cadera) o una alimentación específica.

Perros tan grandes, ya considerados de razas gigantes, como el lobero irlandés o el gran danés, aunque tienen un carácter equilibrado y dócil, necesitarán su dosis de disciplina y firmeza, pues no es lo mismo tener un yorkshire indisciplinado que un mastín inglés, por ejemplo, por la fuerza física que poseen estos animales. No obstante, los perros grandes suelen ser inteligentes, obedientes y tranquilos por norma general.

Este tipo de perros necesitarán también sus buenos ratos de ejercicio, si bien muchos de ellos, como el gran danés, precisarán de ejercicios de menor impacto para sus articulaciones, como puede ser nadar, un deporte ideal para estos grandullones pues fortalecerá sus caderas.

En cuanto a la alimentación, para estos peludos lo ideal es una dieta con bajo contenido en grasas, para evitar todo lo posible la obesidad, que perjudicaría en gran medida a sus huesos y articulaciones, y que el pienso sea específico para perros de razas grandes (o muy grandes, en el caso de los que os presentamos). Pero esto no significa que no necesiten de un gran aporte de proteínas y de las calorías acordes a su tamaño. En cualquier caso, el control de las raciones es fundamental.

La mayoría de estas razas tienen un carácter noble e inmejorable, pero, como siempre decimos, esto también depende de la personalidad de cada perro y de su socialización y educación, así como de su entorno.

Si adoptamos un perro de este tipo, debemos tener en cuenta que su esperanza de vida es más corta, de entre 8 ó 10 años habitualmente. No obstante, durante los años que pase con nosotros será un compañero inolvidable, y recuerda: hay muchos perros grandotes esperando su oportunidad en las protectoras.

Ahora sí, ¿quieres saber cuáles son las razas más grandes?

Continúa viendo nuestras galerías