La emotiva historia de la perra maltratada Nora y el pequeño Archie

Nora es una perra que fue maltratada y luego adoptada por los padres de Archie; ambos han forjado una amistad que su madre ha documentado en su cuenta de Instagram.

La familia de Elizabeth Spence es peculiar: está formada por cuatro perros y dos gatos (todos procedentes de refugios) y tres hijos. Adoptaron a Nora bastantes años antes de tener hijos; era una perra asustadiza y miedosa, que venía de un pasado de maltrato, pero de carácter dulce.

Cuando llegó Archie, el menor de la familia, algo le sucedió a Nora y el fuerte vínculo que establecieron la ayudó a ser menos miedosa. Según la madre del pequeño, están siempre juntos, ella le espera cuando no está en casa y tienen una relación que va más allá de cualquier definición. 

El maltrato puede dejar una huella indeleble en los perros, y personas valientes como Elizabeth deciden adoptar a este tipo de perros, a pesar de que cueste que se adapten y superen sus miedos. El caso de Nora no es único; son muchos los perros que proceden de ambientes donde han sido maltratados, que padecen un miedo inevitable que les acompañará toda su vida. 

Pero para eso están las segundas oportunidades; y Nora y Archie son un ejemplo de la belleza de las mismas y de lo que puede hacer por un perro un ambiente sano y de amor.  La cuenta de Instagram de Elizabeth da fe de ello y de las aventuras que viven juntos.

Fotos: IG @wellettas.

Continúa viendo nuestras galerías