Jerbo, curiosidades y cuidados

El jerbo es un roedor que pertenece a la familia de los múridos, igual que ratas y ratones. En libertad habita en zonas desérticas, en túneles que excava para protegerse de las temperaturas extremas. ¿Quieres saber más sobre este animal? Te lo contamos con la ayuda de La Madriguera, Asociación Protectora de Pequeños Animales.

El jerbo es un simpático animalillo doméstico pariente de ratas y ratones. Es muy inteligente y, por eso, durante años se usó en pruebas de laboratorio llegando a superar a las ratas. La situación llegó a su fin cuando los investigadores se quedaron prendados de estos animales y se los empezaron a llevar a casa como mascotas. De esta manera empezó su vida de animal de compañía. Nunca más ha vuelto a pisar una sala de laboratorio.

El jerbo no suele morder y en los casos aislados en que lo haga, será por miedo, porque se sienta muy amenazado. Es un poco asustadizo así que si hay niños en casa, habrá que prevenirlos de esto, para que no sean bruscos cuando jueguen con él.

Esta mascota es muy curiosa, por lo que en más de una ocasión te lo encontrarás alzado sobre sus patitas traseras vigilando todo lo que ocurre a su alrededor.

Este animal tienen muy desarrollado el sentido del oído y muchas veces emite ruidos en frecuencias que los humanos no podemos apreciar. Los que sí somos capaces de percibir se asemejan a cuando un pájaro pía. También pueden dar golpes con sus patas traseras para llamar tu atención.

¿Sabes que las hembras tienen más carácter que los machos? Si ella está en celo, lo cual ocurre cada cuatro días, y ve a otra en la misma situación, tratará de que esta no se aparee para asegurase ella la fecundación. Cuando la hembra se ve inmersa en el periodo de celo entra en un estado de gran nerviosismo y solo piensa en aparearse. De hecho el macho la monta cada pocos segundos. Según La Madriguera, Asociación Protectora de Pequeños Animales, los jerbos tienen el récord de apareamientos por hora de todo el mundo animal.

El jerbo aún no es demasiado conocido como mascota por lo que si sospechas que el tuyo tiene algún problema de salud, tendrás que llevarlo a un veterinario especializado en exóticos. Es muy importante que la clínica esté cerca de la casa porque cuando un jerbo se pone malito puede empeorar rápidamente. Aquí más que nunca, el tiempo es oro.

Continúa viendo nuestras galerías