Gatos y perros haciendo travesuras. ¡Pillados!

A estas mascotas las han pillado con las patas en la masa mientras hacían travesuras en casa.

Los gatos tampoco se escapan de liarla alguna que otra vez. En sus travesuras suelen ser más sibilinos que los perros, más silenciosos y con el plan mejor trazado para no dejar muchas pruebas. Las típicas travesuras de los gatos suelen ser hurgar en bolsos ajenos, abrir cajones y puertas de armario, robar comida (actividad que goza de gran aceptación entre los perros), romper el papel higiénico, arañar sillones y cortinas… En este caso, las maneras de evitar buena parte de las trastadas pasan por dedicarle más tiempo al peludo, jugar con él (nunca con las manos sino con juguetes), no dejar comida a su alcance ya que llega a todos sitios, facilitarle rascadores para que no ataque el sofá y los muebles… y si te animas, sacarlo a pasear con un arnés específico de gatos. Este último recurso puede ser beneficioso para aquellos mininos que son muy activos y que al no poder salir de casa o no disponer de una parcela, no dejan títere con cabeza. Y una cosa importante, si pillas al felino haciendo de las suyas, pronuncia un no firme para que sepa que no lo está haciendo bien y no le pegues.

A continuación, te enseñamos unas cuantas pilladas muy graciosas de perros y gatos. ¿Cuál ha sido la travesura más divertida de tu peludo?

Vídeo: Gatos haciendo travesuras

Continúa viendo nuestras galerías