Gatos, ¿cómo funcionan sus sentidos?