Gato bengalí, así es el minileopardo doméstico