Gatitos, cosas de cachorros

Los gatitos nacen con los ojos azules, ciegos y sordos, duermen más de 20 horas al día y les salen los dientes de adulto a partir de los cuatro meses de vida. Te contamos más cosas de cachorros.

No hay quien se pueda resistir a un cachorro de gato. Se trata de una criatura adorable que indiscutiblemente genera amor y ternura en todo aquel se encuentre cerca de su influjo. Pero, ¿sabes que los gatitos no pueden ver ni oír al nacer? Es hasta los 10 días después de salir del vientre de la madre cuando empiezan a abrir sus azules ojos. Sí, todos los mininos nacen con una mirada tan cristalina como el mar, que perfeccionarán con el paso de los días para pasar a convertirse en uno de sus sentidos más desarrollados.

Cuando tienes un gatito, te das cuenta de que duerme todo el rato, de día y de noche, por la mañana y por la tarde. Hay quien se preocupa pensando que a su pequeño le ocurre algo malo pero la realidad es que los pequeños felinos pueden dormir más de 20 horas al día. Es perfectamente normal y de hecho necesario para su correcto desarrollo.

Nos gustaría resaltar la idea de la socialización del gatito. Justo cuando es un bebé es cuando deberemos empezar a acariciarle sin descanso (¡ya ves qué obligación más dura!). De esta manera lo estaremos acostumbrando a relacionarse con las personas y que de mayor no haga gestos extraños. También deberemos enseñarle a jugar con juguetes, nunca con nuestras manos o pies, de lo contrario, cuando sea un gato adulto tenderá a atacar y morder estas partes de tu cuerpo porque habrá interiorizado que es así como se juega. Tenlo en cuenta porque en demasiadas ocasiones no se sigue esta recomendación y el gato puede resultar bastante molesto. ¿No quieres eso, verdad?

Este momento también es ideal para acostumbrarle a la rutina de aseo que te gustaría seguir a lo largo de su vida: cepillado, limpieza de oídos, corte de uñas… y así la tolere de buen grado. Recurre al veterinario para que te diga cómo cortarle correctamente las uñas a tu pequeño. Este aspecto es muy importante ya que si no lo haces bien podrías lastimarle.

Enseñarle las buenas costumbres cuando es pequeño te asegurará un gato equilibrado, feliz y educado.

Continúa viendo nuestras galerías