El color de los gatos, ¿sabes lo que dice de ellos?

Un estudio de la Universidad de California Davis descubre que los gatos muestran más o menos agresividad según el color de su pelo.

De igual manera que la mirada define a las personas, el color del pelaje define a los gatos. Así lo asegura un estudio de la Universidad de California Davis que afirma que el carácter agresivo o cariñoso de los felinos puede depender de su color.

El estudio

El estudio se sirvió de una encuesta online para recolectar información sobre el color del manto, comportamientos de afiliación hacia otros gatos y hacia humanos, otros problemas de conducta y datos demográficos de gatos y dueños (tipo de vivienda que habitan, quién es el cuidador principal, si se relaciona con otros gatos y, en caso afirmativo, con cuántos…). Un total de 1432 dueños de gatos completaron la encuesta en línea. Tras diversas exclusiones basadas en el protocolo de estudio, el análisis incluyó 1274 encuestas.

Los dueños de gatas tricolores tipo calicó y carey informaron que sus mascotas mostraban más agresividad en la interacción diaria, cuando se les cogía y en las visitas al veterinario. Los mininos que mostraron una conducta más tranquila fueron los de pelaje de un solo color. Se llegó a la conclusión de que los felinos de tonos blancos, naranjas, negros o grises eran más cariñosos así como los que combinaban en su pelaje el gris y el blanco o tenían las patas negras y blancas mostraban más agresividad que los monocolor. Particularmente los gatos de pelaje blanco y negro se ponían más agresivos cuando se les cogía y acariciaba; los de manto gris y blanco suelen enrabietarse cuando tienen que ir al veterinario y las gatas calicó se asustaban más en su interacción diaria con personas, sobre todo si estas son desconocidas.

Neil Todd, del Centro de Investigación sobre Genética de Carnívoros de Massachussets, también concluyó que los gatos portadores del alelo (forma en la que se puede manifestar un carácter o un gen) agutí (la mayoría atigrados o naranjas) se adaptan peor a la convivencia con los humanos que los portadores de alelo anti-agutí (normalmente de color negro). Esto sucede porque el color de su pelo viene determinado, al igual que el del ser humano, por los genes.

El 50% del gen que determina el color del pelaje lo aporta la madre y el otro 50% el padre. Se podría decir que es el resultado de mezclar los genes de ambos. No obstante, existen genes dominantes y recesivos. El primero es el que adquiere mayor valor respecto al segundo, que no determina la característica final. Por eso, podemos encontrarnos crías de gatos marrones y blancos que tienen el pelaje sólo de color marrón. Esto sucede porque el gen dominante es el del color marrón y el recesivo es el del color blanco. Pero, ¿qué dice el color de los gatos sobre ellos?

Continúa viendo nuestras galerías