Curiosidades y cuidados del pastor de Shetland

Uno de los grandes inconvenientes de esta raza es que algunos ejemplares ladran demasiado, pero se puede corregir con una buena educación desde cachorro.