15 curiosidades sorprendentes sobre los lobos de Juego de Tronos

¿Eres fan de Juego de Tronos? Te lo contamos todo sobre los otros protagonistas de la serie de HBO: los lobos huargo.

Juego de Tronos es la ficción de la temporada, acumula la friolera de 38 premios Emmy a lo largo de sus por ahora siete temporadas y se ha convertido en la serie más premiada por delante de la exitosa Frasier. La fantasía medieval extraída de la serie de novelas Canción de hielo y fuego del escritor George R.R. Martin, ha conquistado a medio mundo con sus tramas de lucha de poder, lujuria, violencia y acontecimientos sobrenaturales. Estos ingredientes unidos a un reparto exquisito, impresionantes localizaciones y gran despliegue técnico hacen de Juego de Tronos la serie perfecta.

Los grandes personajes de Juego de Tronos son de sobra conocidos: la reina Cersei, el bastardo Jon Nieve, la madre de dragones Daenerys Targaryen, el enano Tyrion Lannister, el caballero Jaime Lannister, la asesina Arya Stark, su hermana Sansa Stark… y así podríamos seguir un buen rato citándolos a todos. Pero ¿y esos lobos, emblema de la casa Stark y leales compañeros de los miembros de la familia? Estamos hablando de Dama, Viento Gris, Peludo, Verano, Fantasma y Nymeria, unos secundarios de lujo que merecen un sitio entre los personajes de carne y hueso.

La historia con los  lobos huargo empieza ya en el primer capítulo de Juego de Tronos cuando Ned Stark y sus hijos se topan con una loba muerta y sus cachorros. Jon Nieve convence a Ned para que no los mate y regala un cachorro a cada uno de sus hijos. Inesperadamente aparece otro lobito totalmente diferente del resto, blanco como la nieve, será Fantasma, el lobo huargo del bastardo Jon Nieve.

Los lobos seguirán fielmente a sus humanos y serán capaces hasta de dar su vida por ellos. Además, cada lobo guarda un cierto parecido psicológico con su Stark. Estos lobos gigantes, que en la serie se denominan huargos, son producto de la ficción y están inspirados en un lobo gigante, el canis dirus, que vivió en el Pleistoceno. En la serie lo que sí aparecen son perros de la  raza northern inuit (hasta que crecen que pasan a crearse por ordenador) de aspecto similar a los lobos, grandes y poderosos.

A continuación, te contamos más sobre los lobos de Juego de Tronos, en la vida real y en la serie, disponible al completo en HBO España.

Continúa viendo nuestras galerías