Curiosidades sobre el gato siberiano, el rey de las nieves

Este poderoso gato tiene pasado de cazador y su origen se remonta a la Rusia Imperial. Es fuerte, cariñoso y activo, y una de sus características es su pelaje. ¿Quieres saber más?

El gato siberiano es una de las razas felinas más espectaculares por su abundante pelaje y su aspecto imponente. También es una de las más comunes de pelo semilargo, ya que su popularidad ha ido creciendo con los años y los múltiples cruces con otras razas, tanto de pelo largo como corto y sobre todo con el gato romano o común europeo le han ido haciendo más reconocible a nuestros ojos.

Al ser de origen natural, creada sin intervención humana, se trata de una raza fuerte, de buena salud y carácter tranquilo, fiel y activa, aunque mantendrá sus momentos a solas como buen felino que es. Es un buen gato hogareño, ya que se lleva bien con los niños y es un animal bastante afectuoso, además de inteligente. Aunque tranquilo, le gusta jugar y por eso será un buen compañero de aventuras para los niños (pero ¡siempre respetando su independencia!).

Su musculatura es fuerte pero alargada, y a pesar de lo que pueda parecer por su aspecto imponente, son bastante ágiles y rápidos y les gusta mantenerse activos. Sus ojos son grandes y redondos, y no tienen un color característico, pudiendo ser azules (especialmente en la variante Neva masquerade), verdes, pardos… y les otorgan una gran personalidad.

En cuanto a los cuidados, como no tienen problemas de salud específicos en la raza, con las visitas habituales al veterinario y (bastante importante) un cepillado semanal bastará; debemos tener en cuenta que la abundancia de su pelaje hará frecuentes los enredos, así que debemos mantenerlo bien cuidado.

Es de las razas felinas más extrovertidas y comunicativas y tienen una gran habilidad para aprender “trucos”; son fáciles de educar y no son nada problemáticos. Le gusta estar con su familia y, aunque gusta de estar solo, también necesita afecto y atenciones.

Como curiosidades, en verano el gato siberiano puede llegar a perder gran parte de su pelaje debido a la muda, llegando a parecer un felino de pelo corto, y es sobre todo alrededor del cuello y en la zona del pecho donde se concentra la mayor cantidad de pelo, dándole ese aspecto de “collar”.

Cariñoso, activo, juguetón, equilibrado, ágil y de aspecto impresionante. ¿Quieres saber más sobre el gato siberiano?

Continúa viendo nuestras galerías