Curiosidades sobre el basset hound que quizá no sepas

El basset hound, el sabueso más conocido, es un perro alegre, cariñoso y testarudo, que convive bien con personas y animales. ¿Quieres saber más sobre él?

El basset hound es un perro muy popular que, a pesar de ser de buen temperamento, requiere de cuidados y educación específicos. Su origen se encuentra en los cruces entre perros sabuesos y de caza, por lo que posee un extraordinario olfato y es un gran observador. De hecho, es buen perro guardián y de alarma, por su ladrido grave.

De patas cortas en proporción a su cuerpo, es un perro fuerte y resistente. Las orejas largas y la piel caída son sus dos grandes rasgos físicos, y por ellos precisa de higiene específica, tanto en las orejas como entre los pliegues de la piel, para no desarrollar problemas como dermatitis o infecciones de oído, que pueden surgir por la acumulación de suciedad.

Aunque, como decíamos, se trata de una raza fuerte, presenta tendencia a algunos problemas de salud hereditarios, como las hernias discales (lo cual ocurre en casi todas las razas paticortas, como el teckel), la dermatitis y ciertos problemas en las articulaciones. Son perros por tanto que requieren de atenciones particulares, algo que debemos tener en cuenta si nos planteamos adoptar uno.

Puede llegar a pesar alrededor de 30 kg, por lo que necesita practicar ejercicio moderado para no alcanzar un peso excesivo que perjudique su salud. Su esperanza de vida media ronda los 12 años, lo normal en razas de este tamaño. En cuanto al entorno, como la mayoría de perros se adapta fácilmente a cualquier sitio, pero si tiene un amplio espacio a su disposición mejor, ya que le encanta explorar.

En ese sentido, es un animal bastante independiente, aunque eso no quita que sea muy cariñoso con los suyos. Es testarudo y no muy obediente, por lo que la paciencia es imprescindible en el adiestramiento en sus primeros años. No obstante, le encanta complacer a su familia, y aprenderá a comportarse con relativa facilidad.

Es muy "payaso", así que ¡que no te engañe! Marca sus límites desde pequeño y tendrás un perro simpático, cariñoso y especial: un gran compañero. Eso sí, recuerda: si quieres un perro de esta raza, busca uno que esté en adopción. Hay muchos que esperan a su familia definitiva.

Continúa viendo nuestras galerías