Cuidados básicos para el gato sin pelo

Los gatos sin pelo tienden a ser sanos y fuertes pero necesitarán unos cuidados básicos donde la higiene y la alimentación serán clave en su desarrollo.

Los  gatos egipcios o sphynx son felinos delgados, esbeltos y con un carácter pacífico y dócil comparable a la mezcla de un persa y un siamés. Son animales muy inteligentes y curiosos que siempre encontrarás investigando rincones de la casa o trasteando con alguno de los muebles. No obstante, les gusta estar en lugares tranquilos y cálidos, sobre todo en invierno cuando comienzan a tener frío a consecuencia de ser gatos sin pelo, rasgo distintivo de la raza.

Estos gatos en realidad no nacen sin pelaje pero su piel está cubierta por una capa de vello tan fina que apenas se puede percibir por el ojo humano. En la actualidad, además del gato sphynx existen otras razas de felinos calvos como el peterbald y el don sphynx. Durante los últimos años también ha aparecido una nueva raza conocida como kohana o gato calvo hawaiano. A simple vista puede que todos te parezcan iguales pero son animales muy distintos entre sí. Por ejemplo, el peterbald y el don sphynx son de origen ruso y su gen de alopecia es dominante frente al del sphynx que es recesivo.

Al carecer de manto, la gente tiende a pensar que son gatos delicados y enfermizos pero, en realidad, son felinos que en general gozan de buena salud a lo largo de su vida. De todas formas, a pesar de ser gatos fuertes necesitarán unos cuidados básicos que, en ocasiones, no tienen nada que ver con los del resto de gatos. Véase el gato egipcio que necesita una dieta particular y abundante porque a diferencia de otras especies de su tipo, este animal tiene un sistema termorregulador mucho más complejo y su metabolismo va más rápido.

Asimismo, también necesitan que su piel esté cuidada y limpia porque producen mucho sebo al sudar. Es importante que acostumbremos al animal a bañarse desde pequeño para que esté cómodo en el agua ya que las duchas deberán ser una constante en su vida. La higiene de estos felinos es una de las razones por las que se convierten en animales muy dependientes de sus dueños. Pero recuerda que, además de proporcionarle una dieta equilibrada y ayudarle en la higiene, es importante llevar al gato a hacer revisiones periódicas al veterinario y seguir un calendario de vacunación. Con estas pautas podrás evitar enfermedades como la sarna, la inmunodeficiencia felina o la diarrea, que generan pérdidas de las defensas y, por consecuencia, graves patologías.

Hay infinidad de productos en el mercado que nos pueden ayudar a mejorar la higiene y la salud de nuestras mascotas pero recuerda que no todos los gatos toleran bien algunos artículos. Si es la primera vez que tu felino tiene contacto con, por ejemplo, un gel de baño observa cómo reacciona su piel tras echárselo porque tienen la dermis muy sensible.

A continuación te dejamos una lista de 15 consejos básicos que tienes que seguir si quieres que tu gato sin pelo goce de buena salud.

Continúa viendo nuestras galerías