¿Cuáles son los principales problemas de comportamiento en aves?

Cuando nuestros pájaros se comportan de manera extraña tienen una razón interna que debemos descubrir. Hoy hablamos de su malos modos y de cómo solucionarlos.

Uno de los problemas de comportamiento son los gritos. El propietario suele reforzar este comportamiento inadecuado de forma inconsciente cuando intenta hacer callar al animal ofreciendo alimento, entonces el ave “piensa” que su amigo humano está premiando su sonoro comportamiento y sigue realizándolo. Es muy importante, para conseguir la solución del problema, saber a qué se debe la vocalización.

El picaje podría definirse como las lesiones que se produce el animal. Lo fundamental del caso es realizar un diagnóstico exacto del problema y será más difícil solucionar los problemas de origen comportamental que los de origen orgánico.

Algunas de las soluciones contra el picaje son: ponerle un collar isabelino, este método se utiliza en animales reincidentes y en casos de difícil solución. No prestarles atención pues reforzaríamos el comportamiento ya que el animal “cree” que nos interesa lo que está haciendo y continúa con el picaje. En ciertos casos puede ser necesaria la aplicación de fármacos (tranquilizantes, sedantes...) aunque estos solo se emplean en casos extremos y bajo severa vigilancia profesional.

Debemos estar muy atentos a este problema porque las lesiones que llegan a producirse van desde unas ligeras alteraciones de las plumas hasta amputaciones de los dedos.

Aunque la dominancia sea algo normal dentro de un grupo para alcanzar un lógico estado de jerarquías, lo normal pasa a ser problemático cuando se acompaña de agresividad. Existen dos tipos principales de agresividad: la intraespecífica y la interespecífica. Los animales dominantes también intentarán evitar el contacto de los dominados con el agua, el alimento... La solución pasa por separar a los animales o aumentar el espacio.

También hay problemas de comportamiento de carácter sexual. Entre otras cosas, el pájaro puede masturbarse con sus juguetes, con los barrotes, con los aseladeros... La solución pasa por ofrecer más interacción del propietario con el animal o incorporar una pareja.

Estos son algunos de los problemas pero se pueden producir otras situaciones de mal comportamiento. Vamos a profundizar en todas ellas gracias a esta galería.

Continúa viendo nuestras galerías