15 cosas sorprendentes que no sabes del hurón

El hurón es un animal cada vez más extendido como mascota, sociable y simpático, pero con algunos cuidados específicos. ¿Quieres conocer más sobre este mustélido?

El hurón es un simpático animal que fue domesticado hace aproximadamente 2.500 años y que cada vez con más frecuencia adoptamos como mascota. Existe una gran variedad de hurones a los que podemos diferenciar por el tamaño del pelo, por su color o su complexión. Sin embargo, curiosamente, no hay razas de hurones establecidas como tal.

Son animales sociables y muy curiosos, que disfrutarán mucho descubriendo mundo, por lo que una vez que esté socializado y bien educado, desde pequeño, podemos incluso llevarlo a pasear con correa. También son juguetones y muy dormilones, aunque en las horas que estén despiertos derrochan energía y no paran quietos.

Existe el mito de que el hurón presenta cierto comportamiento agresivo, pero esto no tiene por qué ser cierto en todos los casos, siendo animales bastante dóciles y fáciles de acostumbrar a la convivencia con la familia. Mediante el refuerzo positivo, algo a lo que responden positivamente, lograremos educarlo bien y que se acostumbre al hogar. Con los niños suele mantener una buena relación, siempre que enseñemos a los pequeños que el hurón (y cualquier mascota) no es un juguete y no pueden estrujarlo ni jugar con él a su antojo, y que deben respetarlo. Por supuesto, aquí entra también en juego la personalidad de cada animal.

Tienen tendencia a sufrir ciertas enfermedades que debemos tener en cuenta de cara a sus revisiones veterinarias. El moquillo, las infecciones por parásitos o la colitis crónica deben entrar dentro de las prevenciones. En cualquier caso, lo importante son las visitas al veterinario, que mantendrá su calendario de vacunas al día. También podemos plantearnos la castración de nuestro hurón.

Es muy pequeño y ágil, y se introduce en los rincones más insospechados. También debemos tener en cuenta que son animales cazadores por naturaleza, por lo que si tenemos animales más pequeños en casa (hámsters, conejos, etc) debemos tener especial cuidado con ellos. Como curiosidad, es posible entrenarlos para hacer sus necesidades en una caja de arena como a los gatos, aunque debemos saber que por instinto no lo harán de primeras.

Si te planteas adoptar un hurón, hay algunas curiosidades que te gustará saber. Echa un vistazo a nuestra galería.

Continúa viendo nuestras galerías