20 cosas que los gatos odian

A tu gato no le gusta que le besuquees sin parar, que le achuches más de la cuenta y que te olvides de limpiarle su bandeja.

Conocer cuál es la alimentación más adecuada para él, llevar al día sus vacunas, mantener su higiene, proporcionarle mimos, juegos y nuestra compañía, garantizarle la asistencia sanitaria en los casos que sean necesarios y desentrañar el significado de sus gestos, maullidos y movimientos son clave para que nuestro gato goce de una salud de hierro, sea feliz y forjemos con él una fuerte amistad de por vida.

Pero, además de todo lo expuesto, resulta de vital importancia conocer aquellas cosas que nuestras mascotas odian por encima de todo. Por puro desconocimiento (jamás por malicia), podemos estar actuando de forma que estemos molestando a nuestro gato.

Lo que tú puedes entender como una muestra de cariño en forma de mirada fija, sincera y bondadosa hacia tu pequeño, él interpretará como una amenaza y obviamente no le gustará nada. Es mejor demostrarle tu amor mirándole pero entrecerrando lentamente los ojos. La razón es que ellos mismos hacen esta caída de ojos cuando están a gusto. Otra muestra de cariño humano es el besuqueo sin fin (aunque esto habría que matizarlo porque muchas personas lo odian). Pues bien, a tu peludo no le hará ninguna gracia que le atosigues con besos y caricias. No estamos diciendo que no le gusten los cariños, solo que cuando él quiera, irá a buscarlos. Y ojo con no dárselos o ignorarle, puede tomar represalias tan agradables como orinar o defecar en tus pertenencias, véase la cama.

Algo que trastorna, y mucho, a los gatos son los sonidos fuertes. La televisión a todo volumen, los gritos, el sonido del claxon, los petardos… no les gustan nadan pues suponen cambios bruscos (y que dan miedo) en su adorada vida zen. Con esto hay que ser especialmente cuidadosos pues puede ocasionarles estrés y ansiedad.

Unido a los cambios bruscos en su vida, se encuentran las mudanzas, que no las llevan lo que se dice bien… Ver cómo sus dominios se desintegran yendo a parar a cajas de cartón, no les hace ninguna gracia. Por eso, en estos casos, los cambios hay que hacerlos de manera progresiva.

Pero hay más cosas que tu peludo odia. Hemos seleccionado 20 que le molestan y que puede que no sepas. ¡Coge papel y lápiz!

Continúa viendo nuestras galerías