Se llevan como el perro y el gato. ¡Desmontamos el mito!

La relación entre perros y gatos siempre se ha tomado como la enemistad más popular y consolidada. Pero, ¿realmente es tan irrompible esa rivalidad?

Los perros y gatos también pueden ser grandes amigos
Los perros y gatos también pueden ser grandes amigos

La frase “llevarse como el perro y el gato” define la relación de dos individuos que no se aguantan y entre los que saltan chispas al relacionarse. Pero que la relación entre perros y gatos es de enemistad total no es tan cierta como la pinta el refranero popular. Un gato y un perro pueden ser excelentes compañeros de hogar y buenos amigos.

Lo más probable es que este dicho se inventara cuando los felinos y los canes tenían un trabajo que realizar en el hogar, cuando en vez de ser amigos adorados eran un complemento más de las casas de campo y tenían que mantener la supervivencia por sí mismos. El perro vería entonces al gato como un intruso que quería entrar en su propiedad o como una presa. Seguro que la frase se le ocurrió entonces a un campesino o campesina que tenía que lidiar todos los días con las peleas canino-felinas. Por lo tanto, es posible que el dicho tenga como ingredientes la observación y algunas cucharadas de imaginación.

 

La educación temprana puede permitir a los perros y gatos ser buenos amigos

Pero para que un hecho tenga su propio refrán algo de cierto debe haber. Cuando un perro y un gato adulto se encuentran de cerca a los humanos, espectadores asustados, no conocemos cuál va a ser el siguiente movimiento de ambos y, para muchos, esa escena tiene más tensión que cualquiera que veamos en un thriller.

Lo que ocurre es que esos dos animales no se conocen y no les hemos dado la oportunidad de interaccionar de pequeños con la otra especie.  En la actualidad, y desde una posición de animal de compañía, un gato y un perro pueden llevarse perfectamente, siempre y cuando les eduquemos y enseñemos las bondades y maravillas de relacionarse con el otro.

El final feliz de esta historia llegará cuando el humano desmienta el tópico dañino que acompaña a estos peludos desde hace muchos años.

Etiquetas: Perros y gatos

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS