Reproducción de las aves. Cuidados a tener en cuenta

Cuando disfrutamos de la compañía de una o varias aves en casa, es raro que no se nos llegue a plantear, en algún momento, la idea de criar con nuestros plumados amigos pero... ¿qué condiciones tenemos que asegurarles para que consigan copular?

Las aves adaptadas al cautiverio podrán criar
Las aves adaptadas al cautiverio podrán criar

Lo primero y más importante es tener muy claro cómo vamos a controlar la explosión demográfica. Puede que nuestros buenos amigos tengan uno, dos, tres... o varios polluelos.

Tenemos que ser conscientes de todas las responsabilidades que nos llegarán cuando nuestros plumíferos amigos críen. Los nuevos y pequeños inquilinos necesitarán que busquemos un nuevo emplazamiento para que quepa toda la familia, supondrán más gasto en cuanto alimentación, cuidados y tratamientos veterinarios, deberemos limpiar más a menudo la jaula, habrá que pasar más tiempo con ellos con el propósito de vigilar su salud y de que se acostumbren a la presencia humana, en el futuro es posible que haya que modificar alguna conducta comportamental… Y aunque donde come uno, comen dos y donde comen dos, comen tres puede que si no nos planteamos previamente y con seriedad el tema de la reproducción, llegue a escapársenos de las manos con el tiempo porque los hijos de tus pájaros también llegarán a su etapa reproductiva.

La posibilidad de que una especie se reproduzca depende principalmente del cumplimiento de unas condiciones adecuadas

Aunque la mayoría de los propietarios piensen que la mejor época reproductiva de sus aves corresponde a la primavera, debemos asegurar que la posibilidad de que una especie se reproduzca depende principalmente del cumplimiento de unas condiciones adecuadas de luminosidad, alimentación, tranquilidad y seguridad. Si esas condiciones son óptimas en otra época del año, tus animales se pueden poner manos a la obra en la creación de descendencia. Con esto no queremos decir que no les des calma y buenos alimentos a tus aves para que no se reproduzcan. Seamos sensatos.

Otro punto a tener muy en cuenta es que el éxito de la reproducción de una especie de ave que vive en cautividad está estrechamente relacionado con su estado de adaptación a esas condiciones de ausencia de libertad. Me explico, aquellos ejemplares adaptados tendrán muchas posibilidades de criar, por el contrario, los ejemplares que no se han adaptado, podemos decir con plena seguridad que no tendrán la más mínima capacidad reproductiva.

Una vez que tenemos claro todo lo comentado anteriormente y siendo muy conscientes de la responsabilidad que supondrán los nuevos pájaros (a veces bastante longevos), tendremos que formar una pareja, un hecho que a veces no es fácil porque en ciertas especies no resulta sencillo adivinar de qué sexo es un ejemplar. Para cerciorarnos de que tenemos animales de diferente género podremos hacerlo: comprobando la coloración de sus plumas y/o su forma, los colores de los machos suelen ser más vivos que los de las hembras y sus cuerpos suelen ser más robustos; los machos suelen ser los cantarines de la pareja en la mayoría de las especies; en algunas especies podremos diferenciarles observando la cloaca, la hembra presenta una cloaca redondeada y el macho cónica y prominente, y por su comportamiento, ya sea en el canto, por ejemplo los canarios macho lo usan para delimitar el territorio, las posturas agresivas de las rosellas, etc.

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS