Razas de perros: tosa inu, el antiguo perro samurái

Un can que comenzó sus andaduras como luchador en el antiguo Japón y hoy es de las razas de perros más nobles que hay.

Es una de las razas de perros surgidas en Japón
Es una de las razas de perros surgidas en Japón

Las epopeyas históricas japonesas Taikei (1319 y 1367) hablan de un perro cuya misión era la de luchar. Aquellos canes tenían una estatura mediana y se parecían a los nihon inu, una de las razas de perros que trabajaban en la caza del jabalí.

A mediados del siglo XIX empezaron a hacerse populares las peleas de perros en todo Japón, hasta ese momento eran una actividad propia de Shokoku y Tohoku, dos distritos en la parte occidental y norte de la isla.

En los últimos años del período Tokugawa, durante el gobierno de los samuráis, el país se enfrenta a una gran crisis de identidad nacional. La cultura samurái va tendiendo al formalismo y a un extraño refinamiento que parte del estamento militar. Esta forma de actuar incita la creación de nuevos movimientos como las escuelas hereditarias de actores "nô", preceptores de té y ordenadores de flores. Y de igual forma, inspirados por esa corriente marcial, surgieron con potencia las batallas entre perros.

En los años 70 del siglo XIX el gobierno Meiji actuó para sacar al país nipón de la crisis y lo dirigió hacia la modernización. Fue en ese preciso instante cuando surgen las razas de perros de Japón más actuales como el japanase terrier o el spitz, hijos de canes occidentales.

Como los habitantes de Tosa que simpatizaban con las peleas de perros querían animales más grandes, comenzaron a cruzar a ejemplares de kocki y nihon inu con dogos y mastines europeos.

En el año 25 del siglo XX, cuando el gobierno Meiji acaba, el ejemplar tosa tiene las características asentadas, las mismas que hoy conocemos, y recoge el nombre del lugar en el que se ha creado.

La fundación de la Sociedad de Difusión del tosa inu llega en 1930 y con ella se asientan las características de la raza asi como las normas de las peleas, que continúan inamovibles en la actualidad.

Una de esas razas de perros fuerte pero igual de noble

El tosa inu es un perro paciente, obediente y fiel, nada que ver con su aspecto serio o potente. 

En familia es muy apegado a su humano y buen compañero de los niños.

Eso sí, si se le presenta algún enemigo o peligro, saca la ferocidad que tiene escondida y se convierte en el perro samurái que era en sus inicios.

Aspecto físico

El tosa inu macho mide 60 cm mientras que la hembras se queda en 55 cm. Es un perro maxi.  La Federación Cinológica Internacional lo añade en el grupo II al que pertenecen los canes pinscher, schnauzer y los boyeros suizos entre otros. Sección 2.1 Molosoides tipo dogo.

Su cuerpo es robusto y elegante, con una cruz alta, espalda recta y lomo con buen músculo. Su grupa está arqueda, tiene el pecho ancho y profundo y la zona de la tripa muy alzada. Su cuello es musculoso y tiene papada.

Tiene una cola que comienza gruesa y continúa afinándose hasta su punta. En estado de relajación llega al corvejón de las patas. Las patas son fuertes, rectas y musculadas. Los hombros algo inclinados y el corvejón tiene una buena posición. Sus pies tienen unas almohadillas gruesas y flexibles. Sus uñas son negras.

Su cabeza es ancha y el stop abrupto. Su hocico es medianamente largo y acaba en una trufa gruesa y negra.
Su dentadura cierra en tijera.

Los ojos del tosa inu son pequeños para el tamaño de su cabeza y dan apariencia de nobleza. El color es marrón oscuro.
Las orejas de este perro son pequeñas y finas. Las tiene en la parte alta de la cabeza y caen a los lados de la cara acabando a mitad de esta.

El pelo de este ejemplar es corto, fuerte y espeso. Casi siempre tiene un solo color: el rojo o el leonado, pero también podemos encontrarlo con manchas rojas y blancas.

Etiquetas: Razas de perros

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS