Razas de perros: setter irlandés, el mejor amigo de los niños

El setter irlandés pertenece a las razas de perros de caza, sin embargo es un excelente compañero del hogar y buen amigo de los niños. Conoce a este peludo venido de Irlanda.

El setter irlandés más popular es el de color rojizo
El setter irlandés más popular es el de color rojizo

El setter irlandés trabajaba en Irlanda como una de las razas de perros de caza. Los primeros ejemplares que vivían en aquella zona eran de color rojo y blanco, probablemente mezcla de un perro rojo al que no se le pone nombre ni cara. 

Como en muchas otras razas, su origen real no se conoce exactamente pero hay una corriente que cuenta que es el resultado de una selección hecha por el hombre antiguo para ayudarle en la caza. Aunque, por otro lado, si apreciamos los cuadros en los que se ilustraba a los cazadores se puede observar que el setter irlandés pudo ser hijo del spaniel español y que después fue importado a Gran Bretaña. Esto es lo que creen algunos historiadores que han estudiado esos cuadros. También hay teorías que opinan que puede ser mezcla del bloodhond, o del pointer, el irish water spaniel, el setter gordon o del setter inglés. Todo porque se cree que se usaron para hacer más grande la raza.

En el siglo XIX el setter irlandés se hizo conocido en su tierra gracias a las características que le hacían óptimo para la caza. A finales de este siglo se creó el Club del Setter Irlandés Rojo en Dublín.

Hoy en día, este perro descansa en más hogares de lo que se le ve en los cotos de caza, aun así, el animal tiene muy despiertos sus instintos de persecución y olfateo.

Una de las razas de perros más deportistas

El setter es avispado, listo, activo, cariñoso y fiel.

En familia se mostrará juguetón y necesitará hacer ejercicio con su humano.
Es mejor que esté con una familia deportista porque es muy activo y necesita movimiento. Que en esa casa haya niños le vendrá genial a este animal porque podrá desatar sus continuas ganas de juego.

Con los desconocidos no es desconfiado.

Aspecto físico

Los setter irlandés diferencian su estatura por géneros pero también por el color de su pelaje. Los machos rojos y blancos miden de 62 a 66 cm y los de color rojo único miden de 57 a 70 cm. Las hembras rojas y blancas miden de 57 a 61 cm y las rojas completas de 54 a 67 cm. El peso en todos ellos es de 20 a 25 Kg.

Su cuerpo es fuerte. Su cuello es musculoso, su espalda recta y su grupa ancha. Las patas son alargadas y bien musculadas. Tiene los dedos fuertes y mucho pelo entre ellos.

La cabeza de este setter es alargada, con un stop marcado y el hocico cuadrado. Su nariz es caoba, negra o marrón. Los ojos son de tamaño medio y de un color oscuro. Las orejas son finas y cuelgan hacia delante a los lados de la cara.

Su cola es de inserción baja y de longitud media. Se va afinando hacia la punta. Y está muy poblada, formando un bonito abanico peludo.

Hablando de su pelo, es casi liso y de longitud mediana en todo el cuerpo. En la cabeza y en la parte anterior de las patas es corto pero más largo en las orejas, las patas, el vientre y la cola. Su color puede ser caoba, a veces con marcas blancas o blanco con marcas marrones o rojas.

Etiquetas: Razas de perros

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS