Bobtail, una raza de perros muy niñera

El bueno del bobtail es una de las razas de perros que más ganas dan de abrazar. Comenzó su vida junto a los romanos pero tiene pasaporte de Inglaterra.

El pelo del bobtail necesita cuidados diarios
El pelo del bobtail necesita cuidados diarios

El bobtail tiene un padre pastor, es decir, su mayor ancestro es una de las razas de perros pastores de Inglaterra. Posiblemente mezclado con el mastín italiano (desaparecido en nuestros tiempos) que llegó con los romanos a Gran Bretaña.

Otra teoría defiende que este perro es cruce de pastores ingleses y europeos (Puli, Briard, etc.).

La misión de los perros de esta raza era la de vigilar a ovejas y vacas.
Su nombre significa cola corta.

En 1771 Gainsborough lo pintó en una de sus obras. La primera exhibición en la que apareció fue en 1873, en Birmingham, pero no fue hasta 1888 cuando fue reconocido oficialmente en Gran Bretaña. En 1900, se fundó el primer Club del bobtail en los Estados Unidos.

Es de las razas de perros grande con alma de cachorro

El bobtail es tranquilo, noble y juguetón

En familia es afectuoso, leal, educado y le gusta pasar tiempo con los niños de la casa. Con los desconocidos no es violento.

Lo mejor es enseñarle las órdenes básicas desde pequeño porque es cabezón y de lo contrario querrá salirse con la suya.

Aspecto físico

El bobtail dentro de los criterios oficiales está clasificado en el grupo 1, sección 1: perros de pastor.

Es de tamaño maxi, con una estatura en machos de 61 cm como mínimo y de 58 como mínimo en hembras. Pesa en ambos géneros entre unos 25 y unos 30 kilos.

El cuerpo del bobtail es corto teniendo en cuenta su estatura. Su pecho es profundo y ancho. Tiene el lomo poco arqueado. Será bastante más menudo de lo que parece teniendo en cuenta el largo y denso pelaje que tiene.

Las extremidades tienen huesos fuertes. Sus pies son pequeños y redondos y acaban en unas almohadillas duras y gordas.

La cabeza es cuadrada, tiene un cráneo bastante grande. Un stop pronunciado. Posee un hocico bastante cuadrado que acaba en una nariz ancha y negra. Sus ojos normalmente son negros aunque pueden verse ejemplares con los ojos azules. Siempre muy abiertos y con mirada amable. Las orejas nacen a ambos lados de la cara, son pequeñitas y caen hacia delante. No se las ve demasiado porque están escondidas entre la espesa melena. Es curioso pero el bobtail no tiene cola o si ha nacido con ella puede que se la hayan amputado.

El pelo del bobtail es lo más característico y visual de su imagen. Liso, áspero, denso. Más abundante en el cuarto trasero que en las otras partes del cuerpo. El subpelo, sin embargo, es suave.

Sus colores pasan por todos los tonos del gris o azul. El color es uniforme en todo el tronco y el cuarto trasero, aunque a veces aparecen pequeñas salpicaduras de blanco en las partes bajas de las paras. El blanco predomina en cabeza, cuello, extremidades y tripa.

Etiquetas: Razas de perros

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS