Poner purpurina en los testículos de los perros es la nueva moda en Internet

Esta tendencia apareció por primera vez en la peluquería canina Royal Paws, ubicada en Estados Unidos.

Testículos de perro con purpurina.

En el pelo, en la cara, en las barbas o en la piel. La obsesión por la purpurina está llegando a unos límites insospechados, tanto que parece no tener final. La nueva moda en las redes sociales, sobre todo en Instagram, es añadir ‘brilli brilli’ a los testículos de los perros. Una tendencia absurda y muy peligrosa que pone en riesgo la salud de las mascotas, tal y como advierten los veterinarios.

Esta moda apareció por primera vez en la peluquería canina Royal Paws, ubicada en Estados Unidos (Carolina del Norte). La peluquería publicó varias imágenes desde su cuenta de Facebook en las que aparecían canes con los genitales llenos de purpurina. Además, anunciaron que no participarían en dicha tendencia y que solo mostraban las imágenes con el fin de entretener. Al final, lo que era un caso aislado acabó viralizándose y provocando un efecto llamada en las redes sociales.

La purpurina es comestible y lleva jarabe de maíz para que se adhiera con mayor facilidad al cuerpo del animal. Desde otras páginas de peluquerías caninas, como las de Groomies o Groomery Foolery comenzaron a proliferar imágenes de perros con brillantina en sus partes íntimas.

Las reacciones no tardaron en llegar y los usuarios mostraron su indignación con la nueva moda. “Esto tiene un nombre y se llama abuso animal, ni siquiera es gracioso”, comentaba un internauta. Otra usuaria muy preocupada añadía además: “Los perros son seres vivos que hacen compañía, no objetos que se puedan decorar. Son animales, no adornos navideños”.

Las distintas asociaciones de bienestar animal y los veterinarios están advirtiendo del peligro que supone esta tendencia. Además, denuncian que el uso de purpurina en mascotas no es algo nuevo, ya que hace varios años se popularizó hacer tatuajes temporales a los canes con esta misma mezcla. Con ello, algunos propietarios de mascotas buscaban que su peludo llamase la atención sin necesidad de gastar dinero en accesorios temporales. ¿Hasta dónde llegará el ser humano con las modas absurdas y la crueldad hacia los animales?

CONTINÚA LEYENDO